“La inteligencia emocional es una de las inteligencias, por no decir la más importante, que tenemos, porque es la que nos ayuda a potenciar y desarrollar el resto de nuestras habilidades”, ha indicado la directora de este nuevo curso de verano, , quien, junto a la secretaria del mismo, , han diseñado un seminario que pretende formar a quienes lo cursen en la práctica de esta inteligencia y en el desarrollo integral de las personas.

El curso ha comenzado en la , aunque posteriormente se desarrollará en el . El acto de apertura ha contado con la vicedecana de la Facultad, , y la directora del mismo.

“Nos movemos básicamente por las emociones que sentimos en cada momento, entonces si aprendes a gestionar y a desarrollar estas inteligencias para utilizarlas en nuestro beneficio, es donde el ser humano aprende a una adaptación integral en la vida y sacar todo su potencial”, ha afirmado la directora del seminario, subrayando que la inteligencia emocional es la asignatura pendiente de todos los seres humanos, “por lo que estamos en aprendizaje continuo”.

En este sentido, ha enfatizado que debería de ser una asignatura escolar,. “Nuestro sistema educativo tendría que dar un giro de 360 grados, ya que la pedagogía hoy en día no facilita el desarrollo de la inteligencia emocional”, ha dicho.

El curso, que cuenta en su sesión de apertura con dos ponencias y el desarrollo de dos talleres, continuará este miércoles con una nueva jornada, a partir de las 10.00 horas, en la que se celebrará un taller sobre inteligencia emocional en acción, dos conferencias sobre inteligencia emocional en adolescentes y sobre sentido del humor; y una mesa redonda en la que se abordará los retos de educar en inteligencia emocional.