Los coordinadores provincial y regional de Izquierda Unida ( y Daniel Martínez, respectivamente) han mostrado, a través de una rueda de prensa, su visión sobre algunas de las cuestiones de la actualidad (y también sus alternativas).

Para empezar, Morcillo ha lanzado un llamamiento a la participación, mañana, en la concentración prevista a las 12 del mediodía en varias ciudades de España (a las puertas de la Subdelegación del Gobierno en el caso de Albacete) a petición de los sindicatos para oponerse a la que considera una “criminalización de la protesta social”, tras la detención (y petición de cárcel) de varios sindicalistas.

El coordinador provincial de la formación ha recordado, en este sentido que “hay 81 causas abiertas de este tipo en todo el país, que se traducen en una petición de más de 120 años de prisión por parte de la Fiscalía y del Ministerio Fiscal” en lo que, asegura, es un claro intento por “amordazar y perseguir” a aquellos que defienden los intereses de los trabajadores y luchan por ellos.

Un concepto mal entendido

En su turno de palabra, el coordinador regional de la formación, Daniel Martínez, ha manifestado en primer lugar que “el PP se confunde voluntariamente cuando, tanto Rajoy como Cospedal, aluden estos días al término ‘regeneración democrática’ y proponen cuestiones como la elección directa de alcaldes”.

Sobre esa idea ha asegurado que “desde Izquierda nos oponemos porque, lo único que persigue el es mantener a buen número de sus alcaldes en los municipios y, de este modo, seguir con sus políticas de privatización y recortes de servicios públicos sin control alguno de su gestión, algo que no es Democracia”. Ha añadido que, con cuestiones como ésa, se pretende “recomponer un régimen corrompido y hacerlo cada vez más autoritario porque no le interesa la participación de los ciudadanos”.

Martínez ha asegurado que “el PP y Cospedal desconfían de las personas”, y ha esbozado varias de las medidas que propondrán desde Izquierda Unida para “romper democráticamente con el régimen bipartidista”.

Entre ellas, “instaurar un revocatorio del cargo público que no cumpla con el programa electoral; obligar a los cargos públicos y responsables políticos a la rendición de cuentas a los ciudadanos; crear incompatibilidades severas entre lo público y lo privado y poner en marcha una ley anticorrupción seria y eficaz, que acabe con un problema en el que ni el PSOE ni, sobre todo, el PP, están dando ejemplo político”.

Además, ha propuesto realizar modificaciones “para que se pueda consultar periódicamente a la ciudadanía y facilitarle iniciativas legislativas; para asegurar la veracidad y pluralidad de los medios de comunicación; para dotar de verdadera transparencia a las finanzas públicas y los Partidos políticos y para separar de manera real el poder ejecutivo del legislativo” cuestión ésta última que, ha asegurado, “no se va a dar en Castilla-la Mancha tras la reforma del Estatuto Autonómico efectuada y la Ley Electoral que el PP va a aprobar”.

“Reforma Fiscal injusta y con claros tintes electoralistas”

El coordinador regional de Izquierda Unida también ha demandado “un nuevo modelo de financiación económica basado en la solidaridad” y ha asegurado que “la Reforma Fiscal afectará severamente a Castilla-la Mancha” y que es “injusta y con claros tintes electoralistas”.

Lo ha razonado recordando que “Castilla-la Mancha va a dejar de ingresar el año que viene unos 100 millones de euros por esta Reforma, cantidad que se acabará detrayendo de los servicios públicos porque se trata de una medida que es para ricos y que no persigue ni el fraude fiscal ni los paraísos fiscales sino que hace que, los que más tienen, paguen menos”.

Desde Izquierda Unida reclaman (y proponen) “una fiscalidad justa”, que luche contra ese fraude, sustentándose en datos como que “Castilla-la Mancha está al frente de las estadísticas en cuanto a economía sumergida, cuestión en torno a la cual se podrían recaudar 2.000 millones de euros más en esta región (que se podrían invertir en muchas cuestiones que se están eliminando en lo público)”.

Además, ha criticado que no se haga nada en torno a realidades como que “nuestra Comunidad Autónoma es la que menor IRPF tiene para los que más ganan de todo el país”.