El acto ha contado con la intervención de , secretaria general de CCOO Albacete y , responsable territorial de UGT Albacete.

Juste ha puesto en valor la multitudinaria asistencia a la asamblea planteando una serie de interrogantes sobre la actual situación de recortes y pérdidas de derechos, y en la búsqueda de respuestas ha afirmado que “el motivo es simplemente que aunque los trabajadores y trabajadoras de este país, de esta provincia hemos hecho grandes esfuerzos durante los años de crisis, este esfuerzo no ha revertido suficientemente en nosotros y nosotras. El reparto de la riqueza que genera nuestra sociedad está siendo injusto y desigual. Aunque se crea empleo, este es poco, es precario y de baja calidad y con bajos salarios, y el resto de los salarios - de los que ya están trabajando - no crecen lo suficiente”, ha explicado.

En este sentido, ha expresado “quiero reivindicar una vez más la necesidad que tiene nuestra provincia de crear empleo y de que importantes proyectos empresariales se asienten en la misma, para que haya verdaderamente un impulso económico. Y aquí tiene una gran responsabilidad los empresarios y empresarias, el gobierno estatal y el gobierno autonómico”.

La secretaria general de CCOO Albacete ha hecho también hincapié en la pérdida de poder adquisitivo “la remuneración que cobramos hoy las personas asalariadas es 10.000 millones inferior a la de 2008. Hemos perdido entre un 7,5 y 14% de poder adquisitivo, ya que las reformas laborales que se han producido, las reformas del han lacrado las relaciones laborales. Han devaluado los salarios y el trabajo. Y han hecho que la elevada rotación laboral de la población asalariada con contrato temporal sea un rasgo característico de la precariedad y del empleo que se está creando.”

Así mismo, ha recordado que “el Gobierno del partido popular con la reforma del 2012 transfirió buena parte del riesgo que implica crear un puesto de trabajo, desde el empresario al trabajador y mejoró la productividad de las empresas a costa de comprimir los derechos laborales”.

“La crisis y la reforma laboral han traído consigo que las relaciones laborales en las empresas se hayan tornado más autoritarias, más individualizadas y que los trabajadores y trabajadoras hayan aceptado a veces incumplimientos en sus convenios colectivos, renunciando por miedo a las represalias, a hacer reclamaciones y denuncias para exigir el cumplimiento de sus derechos”.

” La desigualdad laboral, la brecha salarial, la creciente tasa de temporalidad, el empleo a tiempo parcial, las horas extras no pagadas, el fraude en la contratación, o la falta de medidas de prevención, han sido los indicadores en muchas de las empresas”, ha matizado.

Carmen Juste, ha afirmado que “ahora ha llegado el momento de que los trabajadores y trabajadoras, denuncien y reivindiquen sus derechos. De conseguir subidas salariales significativas, y de ganar poder adquisitivo, recuperando parte de lo perdido en estos años de dura crisis. Esta es hoy la mayor prioridad de los trabajadores y trabajadoras, para la sociedad en su conjunto, y para nosotros las organizaciones sindicales.”

En términos de negociación colectiva, ha defendido que “tenemos que disputar en la negociación colectiva otra distribución de las plusvalías generadas con nuestro trabajo. Y esto tiene que pasar por pactar incrementos salariales por encima del IPC de forma continuada para los próximos años. Son necesarias más que nunca estas subidas, porque solo incrementando los salarios de forma importante y continuada, especialmente los más bajos, se reducirán las desigualdades sociales”.

En opinión de Juste, “la negociación esta siendo muy dura y el Acuerdo para el empleo y la negociación colectiva que estamos disputando en el ámbito estatal, los agentes sociales con la CEOE, está totalmente bloqueado. Hay que hacerlo avanzar. Necesitamos más que nunca un acuerdo confederal que supere y mejore la negociación provincial, que en muchos casos ya está cerrada, y en la que vamos avanzando aunque no suficientemente. Necesitamos un acuerdo que nos garantice incrementos salariales por encima del IPC para los próximos años, con clausulas de revisión salarial. Necesitamos que se limite y reduzca la temporalidad en las empresas”.

“Los salarios deben crecer al menos el 3%. Hay que priorizar el empleo estable, racionalizar las jornadas de trabajo y frenar la siniestralidad laboral y la discriminación por razón de genero. Y obligar a que se pague el tiempo trabajado y el exceso de jornada que hacen trabajadores y trabajadoras. No podemos seguir consintiendo más esta situación”.

“Nos toca pelear en las calles, como lo venimos haciendo, y en las empresas para revertir esta situación. Hoy iremos a la patronal, a FEDA. Pero si no hay desbloqueo seguirá aumentando la presión social hasta que la patronal de un paso hacia adelante y asuma el compromiso que le toca ahora, sin olvidarnos nunca que tenemos que obligar al gobierno del partido popular a derogar la reforma laboral”.

Finalmente, Juste ha advertido que si no hay desbloqueo habrá más movilización. En junio iremos todos y todas a manifestarnos a .