La última de las rutas de senderismo de la Diputación Provincial de Albacete, antes del parón estival, llegaba a unos de los rincones más bonitos de la provincia, Villaverde de Guadalimar, lindando con y rodeado de impresionantes picos, un entorno acogedor en plena naturaleza. Se celebró este sábado día 18 de junio la vigésimo cuarta ruta senderista de las 38 rutas que la Diputación organiza dentro de la IV Edición de Rutas de Senderismo. La ruta se denominaba “Ruta entre dos ríos. Los Picarazos”, una ruta circular de unos 12,5 kilómetros de distancia, con una dificultad media, que comenzaba a las ocho de la mañana, desde La Fuente de Villaverde de Guadalimar y con una duración aproximada de cinco horas.

Tras el saludo del alcalde, Silvio Víctor Moreno Sánchez, y la foto de grupo de rigor comenzamos el recorrido, no con mucho calor, aunque el sol ya lo teníamos encima. Salimos del pueblo por el monumento de la los Caídos, iniciaremos la subida por la cuesta de la Bolea o El Calvario, lugar de donde desciende la procesión del , dejamos el cementerio a mano derecha.

Primero avanzamos por pista de tierra, para al poco coger la senda de La Sarga hasta Los Picarazos. Si seguimos esta pista también no llevaría hasta Los Picarazos y a otra ruta también conocida, la “Ruta del Pernales”, que fue el último de los bandoleros andaluces que, huyendo de la Guardia Civil, llegó a tierras extrañas para él, junto al niño del , y fue en el paraje de las Morricas (Arroyo del Tejo), en Villaverde de Guadalimar, donde el infortunio quiso que encontrara la muerte y hasta donde nos llevaría esta ruta.

Nosotros continuamos por la senda que nos llevaría directamente a nuestro destino, Los Picarazos, no dejamos de divisar el pueblo que poco a poco vamos dejando cada vez más abajo. Es una subida exigente y larga, aunque no demasiado pronunciada y con sombra, gracias a la cantidad de pinos que no la proporcionan. Al igual que antiguamente proporcionaban resina a la gente de lugar que en los años setenta los explotaban, todavía vemos resto de esta actividad, la cual a día de hoy está abandonada.

A nuestra izquierda, la impresionante Piedra del Cambrón con 1.552 metros al oeste. Tras gran esfuerzo subimos hasta una pradera verde donde ya divisamos Pico de La Sarga, 1.769 metros, al norte, buena señal ya que a sus pies es donde esta nuestro destino.

Nos encontramos de nuevo con la pista que dejamos anteriormente y la cogemos, a los pocos metros ya se empiezan a contemplar parte de las formaciones rocosas a las que nos dirigimos, prácticamente habíamos salvado todo el desnivel que teníamos, avanzamos un poco y nos encontramos con un par de mesas que nos habían preparado el ayuntamiento con tostadas de pan con tomate y jamón, más fruta y bebida fresca.

Con las pilas cargadas ya solo nos quedaba hacer cumbre en las fascinantes formaciones geológicas que forman Los Picarazos, con los frailes a la cabeza y con unas impresionantes vistas; La Peña del Cambrón, La Sarga, El padroncillo, el Calar del Mundo, y más lejanos, Nerpio y la , el esfuerzo ha merecido la Pena.

En un principio la vuelta la teníamos prevista por el Arroyo del Tejo, un lugar donde pasear por su rio, cascadas, oler la gran variedad de plantas aromáticas como el espliego, el romero, tomillo, mejorana y, cómo no, algún Tejo centenarios de los que quedan pocos, pero debido a que esta zona está menos protegida del sol que por la que subimos, decidimos volver por el mismo sitio, aprovechando la sombra de los pinos. Así, con paciencia y precaución, ya que había piedras y tierra en el camino, que con la pendiente que había el escurrirse era lo más normal, llegamos a la plaza Mayor de la localidad, donde encontramos el Ayuntamiento, la iglesia y un centro cultural construido en la década de los 60, donde había un cine, que ahora se usa para algún teatro o para cualquier otro evento. En esta plaza había una iglesia muy bonita y muy antigua pero fue destruida en el 73.

Una bellísima ruta para despedir la primera parte de esta IV edición, que muestra las maravillas de nuestros municipios y que ha hecho disfrutar a los 50 participantes de esta actividad, gracias a la iniciativa de la Diputación Provincial de Albacete.

La siguiente cita será después de las vacaciones estivales, el sábado, día 2 de septiembre, en El Bonillo, “Ruta del Quijote”.