El responsable de una empresa dedicada a juegos de azar denunció en la Comisaría que en sus arqueos de caja había un desfase de 18.717,50 euros. Aportaba datos sobre un empleado, que podría ser el autor de actividades ilícitas, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Analizada la información y realizadas otras gestiones, los investigadores pudieron determinar la autoría de los hechos por parte del empleado, que aparecía como sospechoso. Una vez localizado, fue detenido y puesto a disposición judicial, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.