Según ha informado en nota de prensa la Delegación del , el padre de la víctima denunció que había observado en el teléfono móvil de su hija mensajes de un desconocido. Los textos, de contenido erótico, trataban de persuadir a la chica para tener un encuentro y practicar sexo.

El denunciante, tratando de identificar al desconocido, suplantó a la chica para quedar citados en una superficie comercial, dando aviso a la Policía.

Cuando el incitador de la menor se presentó en el lugar convenido, agentes de la Comisaría procedieron a su identificación y detención.Llevaba almacenados en su teléfono los mensajes de índole sexual enviados a la víctima.