Los hechos fueron puestos en conocimiento de la Policía por un bufete de abogados que ostenta la representación legal de la marca italiana en España, quien informó de que en un establecimiento de peluquería de la ciudad se vendían estos artículos que imitaban a los auténticos de su marca, además informaron que según sus propias comprobaciones los materiales de composición y funcionamiento eran de baja calidad y que podrían suponer un peligro o riesgo laboral para sus usuarios, según ha informado la Policía en nota de prensa.

Investigadores de la Comisaría de Albacete verificaron que los hechos denunciados eran ciertos al ver que el establecimiento implicado exponía en el escaparate para su venta estos artículos de peluquería falsos a un precio notablemente menor que los auténticos, procediendo a su incautación y retirada del mercado a la vez que el responsable era detenido y se le imputaba un posible delito por vulnerar el derecho a la propiedad industrial.