Los hechos ocurrieron el pasado día 7 de julio, sobre las 02.00 horas, cuando un individuo estaba golpeando con una piedra de gran tamaño el escaparate de una tienda en la calle , llegando a fracturarlo, según ha informado la Policía en nota de prensa.

Antes de que pudiera acceder al local, fue sorprendido por un Policía Nacional que se encontraba franco de servicio y pasaba por el lugar. El autor se dio a la fuga y se inició una persecución que se desarrolló por varias calles del centro, algunas muy concurridas por tratarse de la madrugada del sábado al domingo.

El agente, que dio aviso de lo que estaba sucediendo a través del teléfono 091, alcanzó finalmente al individuo en la Plaza de Carretas, donde se procedió a su detención con la ayuda de más indicativos llegados al lugar.

La intervención de los agentes frustró el robo y concluyó con la detención del autor, que fue puesto a disposición judicial. Ya en otra ocasión, el mismo policía, también franco de servicio, detuvo a otro individuo al que sorprendió ‘in fraganti’ forzando un vehículo junto a la .