Efectivos del Equipo de , pertenecientes a la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete, en el marco de la Operación denominada ‘Barcelo’, han detenido a seis personas como supuestos autores de varios delitos contra el patrimonio, por robo de cobre, y a otra como supuesta autora de un delito de receptación.

En nota de prensa la Subdelegación del Gobierno ha explicado que los detenidos son G.S. de 50 años, T.C. de 48 años, G.I. de 41 años, F.M.I. de 38 años, M.N. de 36 años y I.B. de 33 años, todos ellos de nacionalidad rumana, como presuntos autores de siete delitos de robo de cobre, ocurridos todos ellos en la provincia de Albacete entre los meses de agosto y noviembre de 2011, imputándoseles así mismo un delito de pertenencia a grupo delictivo.

También se ha detenido a D.F.S. de 44 años de edad, vecino de Albacete y gerente de un conocido centro de gestión de residuos, como presunto autor de un delito continuado de receptación.

INVESTIGACIONES

Las investigaciones comenzaron el pasado mes de agosto de 2011, ante la comisión de varios robos de cobre en un corto espacio de tiempo, en los extrarradios de Albacete capital, lo que dio inicio a una operación tendente a la localización y detención de los autores de los robos.

Tras las investigaciones pertinentes, se consiguió localizar muy próximo al domicilio de la mayoría de los detenidos, un “zulo” donde se hallaron numerosos restos de fundas de cableado de cobre, diversas piezas procedentes de un transformador eléctrico e incluso una factura de venta expedida por un centro gestor de residuos a uno de los detenidos.

Gran parte del material hallado en el “zulo”, así como el cobre aprehendido en el mes de noviembre a algunos de os detenidos, fue reconocido por el propietario de una instalación industrial de la localidad de Albacete, en la cuales durante los últimos años venía sufriendo numerosos robos de cobre.

REGISTROS DOMICILIARIOS / INCAUTACION EFECTOS

Durante la fase de explotación de la operación, se llevó a cabo un registro domiciliario, en el cual se intervinieron dos turismos, 30 kilogramos de cobre de manguera, una maza, una pata de cabra, un hacha, 12 teléfonos móviles y una bolsa que contenía diversas herramientas.

Además de la investigación llevada a cabo por la sustracción de cobre, se observó que en las instalaciones donde residían los detenidos, se podría estar desarrollando algún tipo de actividad laboral irregular, por lo que la Guardia Civil conjuntamente con la Inspección de Trabajo, se verificó que un almacén utilizado por los detenidos hacía las veces de fábrica clandestina de material de decoración, en la que trabajaban de manera ilegal, además de los residentes de nacionalidad rumana, varias personas de origen africano.

Agentes del Equipo de Policía instruyeron las correspondientes diligencias que junto con los detenidos y efectos intervenidos fueron entregados en el Juzgado de Instrucción número 1 de los de Albacete capital, no descartándose nuevas detenciones.