La Policía fue alertada sobre el hallazgo de un hombre tendido en el suelo. De inmediato, las dotaciones policiales acudieron al lugar y observaron a la víctima tumbada y con la cara ensangrentada. Era un varón de 55 años.

Atendiendo al herido, los agentes escucharon fuertes golpes a cierta distancia, en la misma vía pública, por lo que se desplazaron para comprobar lo que sucedía y pudieron observar como dos individuos golpeaban a otra persona que también estaba ya en el suelo, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Los dos autores emprendieron la huida ante la presencia policial pero uno de ellos logró ser detenido poco después. Se dio la circunstancia de que este sujeto activo, cuando fue cacheado, portaba varios efectos personales de la primera víctima (cartera, teléfono móvil, entre otros); con lo cual los agentes llegaron a la conclusión de que los individuos sospechosos iban golpeando de madrugada a ciertos viandantes para arrebatarles sus pertenencias.

El primer hombre golpeado, tras ser atendido en el fue trasladado al , para ser tratado de las graves lesiones que le habían infringido. A la segunda víctima no le fue arrebatado objeto alguno, posiblemente por la pronta intervención de la Policía.

La investigación posterior ha permitido la detención del presunto autor que logro escapar en un primer momento. Los dos detenidos han pasado a disposición de la y uno de ellos se haya ingresado en la Prisión Provincial de Albacete.