Dentro de la llamada Operación ‘Fénix’ se ha desactivado este punto negro de venta de cocaína, el cual se encontraba otra vez activo a pesar de que el pasado mes de diciembre se detuvo a dos personas, propietarias de esa discoteca, por los mismos hechos, según ha informado la Policía Nacional en nota de prensa.

En esta nueva actuación policial además de los 81 envoltorios de cocaína dispuestos para su venta, se han intervenido más de 4.000 euros, dos básculas de precisión y diversos útiles destinados al tráfico de drogas.

Este operativo policial ha contado con la colaboración de la . Una vez finalizada la operación, los detenidos han sido puestos a disposición judicial.