En nota de prensa, la Delegación del Gobierno ha señalado que la colaboración ciudadana permitió localizar y detener a los presuntos ladrones en las inmediaciones de un inmueble, donde se han producido robos en pisos durante las últimas semanas.

Los detenidos podrían haber ido acompañados por más componentes de un clan familiar, con amplio historial delictivo en robo de pisos por todo el territorio nacional. Dicho grupo criminal está asentado en el sur de , procedente de la antigua Yugoslavia, según la Delegación.

El procedimiento que utiliza este tipo de ladrones se denomina ‘bumping’ —introducen una llave similar, limada, con la que golpean hasta el fondo de la cerradura desbloqueando el sistema de cierre—, o desplazan el resbalón, lo que no hace preciso romper marcos o forzar puertas para lograr penetrar en domicilios. Cuando no logran abrir por medios no traumáticos, simplemente, con palanca o destornillador, rompen el marco a la altura de la cerradura. El objetivo es apoderarse de joyas y dinero.

Para protegerse del ‘bumping’ se recomienda cambiar el bombillo de la cerradura y llave. Algunas marcas tradicionales, instaladas hace más de veinte años, están siendo superadas por los especialistas en el robo de pisos.

Para protegerse del resbalón se recomienda hacer correr la llave, de ese modo queda perfectamente bloqueada la puerta. Para protegerse de la palanqueta se recomienda puerta acorazada, blindada o reforzamiento metálico en el marco y puerta a la altura de la cerradura.