Los hechos fueron denunciados por la víctima, que informó a la Policía sobre la sustracción de su bolso cuando se encontraba en un local de moda de esta ciudad, según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Dentro del bolso llevaba un monedero con 50 euros, teléfono móvil —valorado en 300 euros— llaves del vehículo —valoradas en 400 euros— documentación personal y otros enseres menores que, junto a los anteriores, le había supuesto un perjuicio económico de unos 1.000 euros. Además, denunció un cargo fraudulento posterior a la tarjeta sustraída por importe de 200 euros.

La investigación policial permitió averiguar que el cargo fraudulento procedía de una casa de apuestas online, donde se había creado una cuenta de apuestas insertando los datos de la víctima en el perfil, depositando en esa cuenta de apuestas 200 euros, que se cargaron a la tarjeta bancaria de la víctima.

Se pudo vincular la autoría del perfil falso al primero de los detenidos, que vendió el móvil sustraído al segundo de los detenidos por un importe de 100 euros, que sabía de su procedencia ilícita.

Las gestiones policiales permitieron averiguar que el segundo de los detenidos cedió su tarjeta de crédito al primero para crear otro perfil de apostante, desde el que recuperar los 200 euros, que ya habían sido bloqueados, a petición de la Policía, por la casa de apuestas online afectada. Los dos responsables han sido detenidos.