Los arrestados ostentan el cargo de administradores solidarios de una empresa cuyas actividades mercantiles, entre otras, es la formación continúa de los trabajadores, según ha informado la Delegación del en una nota de prensa en la que señalado que les acusa de un delito de fraude a la seguridad social y otro de falsedad.

Debido a la condición de su empresa, los dos detenidos, identificados como A.R.R. y S.C.G., realizaban estos cursos de formación online enmarcados en el programa de Formación Profesional para el Empleo y que estaban dirigidos a cualificar y especializar a trabajadores activos, por los que usaban datos de otras personas con la intención de conseguir dicha bonificación para la empresa, que suponía una cantidad de al menos 420 euros, subvencionada por la Administración pública.

Una vez efectuado el registro en la sede de la empresa, los agentes intervinieron numerosa documentación y efectos que servían para efectuar el entramado fraudulento, para el que usaban empleados becados para el control de los cursos ofertados y suplantaban la identidad de quienes no los realizaban, además de instruir a dichos becarios para que supieran proteger el procedimiento de eventuales controles oficiales y superar las pruebas finales del curso y acceder al título.

irregular permitía a los empleadores de los trabajadores inscritos en cursos la obtención de una bonificación, a descontar de la cotización a la seguridad social, lo que hacía que algunos de los trabajadores se registraran en varios cursos.

OBSEQUIOS A LOS EMPRESARIOS

Además, esos empresarios becados recibían algún obsequio de la empresa de formación, como un equipo informático portátil, tablet, teléfono móvil, el pago de la cuota a la agencia española de protección de datos, tarjetas de visitas o un jamón, entre otros.

Por estos hechos, ambos detenidos y administradores de la empresa defraudadora han sido puestos a disposición judicial.