Los detenidos, que actuaron durante varias noches de la pasada Feria, aprovechaban su condición de pareja para pasar más desapercibidos a la hora de cometer los hurtos al descuido y actuaban siempre en lugares donde se producen grandes aglomeraciones de personas en las zonas de ocio y de las carpas del Recinto Ferial de Albacete, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

La investigación de la Policía Nacional permitió recuperar en un primer momento una decena de terminales de telefonía móvil, todos ellos de última generación. Posteriormente, en un registro domiciliario en el apartamento que se hospedaban durante su estancia en la provincia de Albacete, se hallaron otros veinte teléfonos móviles junto con numerosa documentación y efectos personales de las víctimas.

Las gestiones policiales han permitido determinar la identidad de los legítimos propietarios de los teléfonos móviles y efectos sustraídos, por lo que se ha podido proceder a su entrega.

Ambos detenidos cuentan con numerosos antecedentes delictivos por hechos similares cometidos en diferentes ferias de toda la geografía española, y fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia.