Así, esta empresa sería la encargada de asumir, entre otros, la gestión y explotación de diversas instalaciones, como el , o las estaciones de transferencia de cada comarca.

Asimismo, llevará a cabo la vigilancia, mantenimiento y control de las instalaciones, la gestión y explotación del vertedero de rechazo, la ejecución de mejoras (obras) en la planta y la adquisición de equipos para su incorporación al servicio (palas, plataforma elevadora, barredora o básculas).

Por tanto, la empresa adjuticataria asumirá el tratamiento de unos residuos que, durante el pasado ejercicio 2019, ascendieron a 170.522,600 toneladas en la Planta de Residuos Urbanos y a 4,5 toneladas en lo que a la Recogida Selectiva de Envases se refiere.

Una vez que se apruebe definitivamente, dicho contrato tendrá una duración de siete años, y el total del valor estimado de su licitación asciende a 56.380.000 euros.