Esta inversión tiene el respaldo del Fondo Social Europeo, que aporta la cantidad de 1.012.410 euros -equivalente al 80% del proyecto solicitado en su día- y que finalmente ha sido aprobado por 1.265.513 euros, de los que la Diputación aporta el resto. Con estos fondos se realizarán cursos de formación en diversos municipios de la provincia de Albacete.

Estos cursos van dirigidos a mujeres desempleadas, que se forman en la atención a las personas dependientes, con lo que el programa consigue arraigar y fijar población en el medio rural y, al mismo tiempo, dar servicio a personas con discapacidad física y psíquica.

La materia que se imparte está relacionada con la actividad socio-sanitaria (geriatría, ayuda a domicilio, atención personalizada a personas con discapacidad, etc.) y consigue un alto nivel de inserción laboral entre las mujeres que alcanzan el diploma.