Santiago Cabañero ha manifestado ante los medios de comunicación su satisfacción por el hecho de que se encuentren juntas cuatro administraciones distintas, refieriéndose a las Diputaciones de Albacete y de Jaén y a los Gobiernos regionales de Andalucía y de Castilla-La Mancha, con la finalidad de impulsar y reivindicar una infraestructura básica para el desarrollo de las dos provincias afectadas.

El presidente de la Diputación también se ha congratulado de que esta reunión en la Diputación de Jaén haya congregado a la sociedad articulada de la provincia andaluza, tal y como se hiciera en Albacete, donde acudieron sindicatos y sector del transporte para reclamar una infraestructura que es necesaria para el desarrollo, la creación de riqueza y la seguridad vial.

Cabañero afirmó que la paralización de la Autovía Albacete-Linares supone además de dejar de crear riqueza para las dos comarcas, carecer de la vía lógica de conexión entre el este de Andalucía con el Mediterráneo pasando por Albacete.

En este sentido subrayó que esta autovía es fundamental para el desarrollo futuro de las comarcas de Alcaraz y las comarcas de Jaén, comarcas especialmente deprimidas, necesitadas ambas de fijar población y que precisan que sus ciudadanos estén mejor comunicados con los servicios básicos que les prestan las administraciones públicas tanto desde Jaén como desde Albacete.

“ Hoy en día -finalizó- las distancias no se miden en kilómetros sino en tiempos y por eso hay que acortar los tiempos y por la misma razón vamos a seguir reivindicando esa infraestructura porque es importante para el transporte, para el comercio y para la calidad de vida de los ciudadanos que viven en estas comarcas”.

Al encuentro celebrado en la Diputación de Jaén han asistido las consejeras de Fomento de los Gobiernos de Castilla-La Mancha y de Andalucía, representantes de la Confederación de Empresarios de Jaén, secretarios generales de CC.OO. y UGT de Andalucía y Castilla-La Mancha.

La Autovía A-32 Linares- Albacete, iniciada con el Plan de Infraestructuras de 1994, afecta a un total de 17 municipios albaceteños con una población de 185.000 habitantes, y a otras diecisiete localidades jienenses que aglutinan a unos 180.000 habitantes, siendo una infraestructura vital no sólo para una mejor vertebración territorial de ambas provincias y su desarrollo económico, sino también una vía de alta capacidad para la conexión de Castilla-La Mancha con Andalucía y el Levante.

Durante el encuentro se ha puesto de manifiesto la necesidad de que el Gobierno ponga calendario y presupuestos a esta infraestructura, retomando la construcción de todos los tramos de la A-32, cuyas obras fueron paralizadas, así como la ejecución del resto de los tramos que transcurren por la provincia de Albacete.

La Autovía Albacete-Linares A-32 tiene su inicio en el pk. 2 de la A-44, que se encuentra ubicado en el término de la ciudad de Bailén. El tramo Bailén-Linares se encuentra en servicio desde 1996, y actualmente, también están en servicio los tramos Linares-Ibros e Ibros-Úbeda.

Sin embargo, el resto de tramos que transcurren por la provincia de Jaén, así como los que transcurren por la provincia de Albacete, se encuentran paralizados.

El proyecto de la A-32 Autovía Linares-Albacete en su ejecución contempla su construcción en hasta 16 tramos de 244,58 km de longitud, de los cuales 140,38 km están pendientes de licitación con proyectos aprobados, 60,8 km en obras, y solo 34,9 terminados.