El salón de actos de la Diputación ha acogido esta mañana unas jornadas en las que se han presentado los resultados del proyecto europeo FATIMA (FArming Tools for external nutrient Inputs and water MAnagement) cofinanciado por con casi ocho millones de euros y que ha servido para que un total de 21 grupos de investigadores con casi un centenar de personas de doce países, hayan desarrollado una nueva tecnología de agricultura de precisión controlando las dosis de agua y de nitrógeno atendiendo en todo momento al ciclo de desarrollo de cada cultivo, usando imágenes de satélite con una resolución espacial y temporal que permiten conocer las necesidades de agua y nutrientes en tiempo real a los agricultores.

El ha participado dentro del grupo investigador español en colaboración con la y la empresa junto con una veintena de agricultores con explotaciones dentro de la demarcación de regadíos de La Macha Oriental .

En definitiva, el método desarrollado, por el proyecto FATIMA permite según los datos aportados por los investigadores la práctica de fertilización y agua a dosis variable en las explotaciones agrarias lo que arroja un uso más eficiente de los nutrientes, una mayor producción y una reducción sustancial en la contaminación de los suelos por nitrógeno.

En el acto de presentación de estas jornadas han estado presentes, el director del ITAP, , el director provincial de Agricultura, , los coordinadores del proyecto en España, y , el presidente de SEIASA, y el presidente de la Diputación, .

El director del ITAP, Ramón López, presentó a los asistentes el contenido de las jornadas que incluirán hasta diez ponencias en las que se abordarán los problemas de la fertilización, la maquinaria, los retos que deberá asumir el de Fertilización ante las dosis variables, el propio proyecto FATIMA y la exposición de casos reales aplicando esta metodología.

Cabañero ha subrayado la importancia de este proyecto por lo que supone de transferencia de nuevos conocimientos y tecnología a los agricultores y ha felicitado a la dirección y al equipo de investigadores del ITAP por seguir contribuyendo desde su creación desde 1986 a esta transferencia tecnológica al servicio del sector primario de la provincia.

Se da la circunstancia que el ITAP cuenta desde hace años con dos servicios relacionados directamente con el objeto de estudio de este proyecto: El Servicio de Asesoramiento de Riegos y el Servicio de Asesoramiento la Fertilización.

“Nos encontramos -añadió- ante un proyecto excepcional no solo por el beneficio y la rentabilidad que puede reportar a nuestros agricultores que son una clara referencia de calidad en la producción de alimentos de la dieta mediterránea, sino también por un modelo de agricultura sostenible medioambientalmente”.

Cabañero explicó que a menudo cuando se producen revoluciones los que en ellas participan no son conscientes de la relevancia del cambio que están protagonizando y lo mismo ocurre en esta revolución agrícola, que los propios agricultores no son del todo conscientes del gran protagonismo que en ella tienen.

El presidente de la Diputación cerró el acto con el compromiso de seguir contribuyendo a la modernización y a la especialización de nuestro sector primario porque poseemos una importante industria agroalimentaria y ésta ha sido el eslabón de enganche para incorporarnos a las nuevas tecnologías y a la inversión en proyecto de investigación y desarrollo.

Por su parte el director provincial de Agricultura mostró su satisfacción porque Albacete haya sido protagonista en los últimos días en foros tan importante como el Congreso Internacional de Bobal, un Congreso Nacional de Productores de Cebolla, el Foro del Almendro y hoy también somos los anfitriones en la presentación de un proyecto excepcional. Mirando subrayó la importancia de la transferencia de la investigación al sector primario y recordó que con ese fin el Gobierno regional ha aprobado ayudas para la modernización de las explotaciones por un montante de 70 millones de euros.

El representante del , Joaquín Rodríguez, como presidente de la empresa estatal SEAISA, también coincidió en la importancia de este proyecto, asegurando que la agricultura necesita de una nueva modernización que vendrá de la mano de los usos más eficientes del agua y de los fertilizantes para la obtención de mayores producciones junto con un manejo de los cultivos con una perspectiva de desarrollo sostenible y medioambiental.