El presidente de la Diputación, que estuvo acompañado por las diputadas provinciales, y , donó a la presidenta de AMAC, , un cheque por un importe de 800 euros en el día tradicional de la cuestación que realiza la asociación en Albacete.

Cabañero aseguró que “son las instituciones las que tienen la obligación de garantizar el derecho a la salud de los ciudadanos y su bienestar por lo que la Diputación, como institución provincial, tiene que estar al lado y apoyando a los colectivos y asociaciones socio-sanitarias que prestan este servicio tan importante”.

Cabañero subrayó la importancia de la investigación afirmando que los países que no investigan se quedan atrás en su desarrollo y reiteró la voluntad del equipo de de incluir un premio de investigación sanitaria con cargo al próximo presupuesto, como una forma de reiterar nuestro compromiso con la actividad científica.

En la actualidad la Diputación de Albacete mantiene un convenio de colaboración con la de Mama y Ginecológico (AMAC) para la financiación del Programa Linfedema 2016 por un importe de 7.500 euros, cuyo objetivo es la prestación de un servicio de atención en Fisioterapia.

Por último el presidente de la Diputación deseó que la recaudación de este año superara la del año anterior que alcanzó la cifra de 33.162 euros y agradeció el trabajo de la cuestación que están realizando hoy 508 mujeres voluntarias venidas de toda la provincia, repartidas en 19 mesas en la capital, anunciando que por la tarde también estaría presente en la Marcha que organiza AMAC en la capital para hacer más visible la lucha y el trabajo que realizan en favor de las mujeres afectadas por el cáncer de mama.

Llanos Sánchez, como presidente de AMAC agradeció en este día tan especial para la asociación el apoyo de todas las instituciones y recordó que una las principales reivindicaciones es el adelanto a la edad de 40 años del programa de detección de mama.

Del mismo modo explicó que “las listas de espera han bajado y elogió el trabajo de los excelentes profesionales sanitarios con los que contamos y que nos acompañan durante toda la enfermedad por lo que lo que no pueden fallar son las administraciones”.

Por último la presidenta de AMAC reclamó unas valoraciones de discapacidad más justas para las mujeres afectadas por el cáncer de mama.