La sala de exposiciones del Museo Municipal de Albacete ha acogido, esta noche de sábado, 25 de enero, uno de los acontecimientos de homenaje más entrañables que se recuerdan en la ciudad.

El Ayuntamiento, a iniciativa del cirujano Pascual González-Masegosa, reconoce al banderillero y al médico tras la grave cornada a de la Viña y la providencial intervención de Val-Carreres el pasado mes de octubre en la plaza de Zaragoza.

Un acto presentado por el cronista taurino Pedro Belmonte, que ha tenido como anfitrión al alcalde de Albacete, Vicente Casañ, acompañado en la tribuna presidencial por el cirujano jefe de la plaza de toros de Albacete, Pascual González Masegosa y por los homenajeados: el doctor Carlos Val-Carreres y el banderillero albaceteño Mariano de la Viña.

La gala ha estado amenizada magistralmente por la Banda Sinfónica Municipal de Albacete, magníficamente dirigida por el maestro Miguel Vidagany.

Centenares de personas de todos los sectores de población, autoridades, aficionados y profesionales del mundo del toro, han querido acompañar a los dos homenajeados en una sala de exposiciones, del Museo Municipal de Albacete, que se ha quedado pequeña ante la expectación suscitada por este evento de reconocimiento, el cual todos los que han estado presentes no podrán olvidar por la emoción que unos y otros han puesto en sus intervenciones y por el cariño y verdad que han transmitido en sus palabras, llenas de sentimiento y emoción.

Recordamos que el banderillero albaceteño Mariano de la Viña fue cogido de extrema gravedad en la plaza de toros de Zaragoza el pasado 13 de octubre, y atendido por el doctor Carlos Val-Carreres y todo el equipo médico de la enfermería de dicha plaza de toros.

La intervención médica fue de un rigor y nivel profesional de los que pasarán a los anales de la historia de la cirugía taurina, salvando la vida de Mariano de la Viña que casi entró muerto en la enfermería.

Ha resultado especialmente emotivo el discurso del doctor Carlos Val-Carreres que, muy emocionado, ha tenido que parar de hablar a la mitad del mismo con lágrimas en los ojos, lo que ha hecho, igualmente, que el propio Mariano de la Viña también se haya emocionado, así como todo el público asistente que, puesto en pie, y con una gran ovación, ha roto el silencio y enjugado las lágrimas y la emoción de todos los presentes.

Vicente Casañ, alcalde de Albacete ha manifestado que “hemos de poner de relieve los valores de la Tauromaquia y reconocer en vida a los grandes de la profesión”.

Los homenajeados han recibido, de parte del alcalde de Albacete, Vicente Casañ, una insignia de plata con el escudo del Ayuntamiento de la ciudad y una navaja típica de Albacete.

La Banda Sinfónica Municipal de Albacete, dirigida por el maestro Miguel Vidagany, ha ofrecido un repertorio de pasadobles y jotas, durante la gala, que han sido merecedores de los aplausos del público puesto en pie.

El acto de homenaje ha concluido con la interpretación, por parte de la Banda Municipal, del Himno de Albacete, con todo el público asistente puesto en pie, emocionado y aplaudiendo este exitoso homenaje a dos grandes profesionales y mejores personas: el doctor Carlos Val-Carreres y el banderillero albaceteño Mariano de la Viña.

ÁLBUM DE FOTOS DE LA GALA