Efectivos del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Unidad Orgánica de Policía , pertenecientes a la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete, en el marco de la operación denominada ‘Quebrada’, llevada cabo en las provincias de Albacete y Valencia, ha desmantelado una organización dedicada al tráfico de drogas, ha detenido a 12 personas como presuntos autores de un delito contra la salud publica, y se ha incautado de más de 2,5 kilos de droga.

Las investigaciones, iniciadas a mediados del año pasado, tuvieron su origen tras haberse tenido conocimiento de la comisión de un delito de extorsión, implicando a los detenidos en una red organizada de tráfico de drogas, que se dedicaban a la introducción de cocaína en el territorio nacional desde Colombia, para su posterior cocinado, elaboración, custodia y venta al público, distribuyéndose principalmente tanto en Albacete capital, como en varias localidades de dicha provincia, derivándose igualmente a la localidad de Valencia.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa, las investigaciones confirmaron como los detenidos, pudieran estar dedicándose a la venta de sustancias estupefacientes (principalmente cocaina), en diversos establecimientos públicos de Albacete capital, abasteciendo a una amplia clientela que se extrapolaba a poblaciones limítrofes de la provincia, e incluso a la población de Valencia.

Tras realizarse los pertinentes servicios operativos, combinados con la oportuna instrucción de diligencias, se tradujeron en la obtención de indicios suficientes para llevar a cabo la explotación de la operación, detectándose como dos de los detenidos aprovechando su nacionalidad (Colombia), los cuales poseían los contactos necesarios para la introducción de la cocaína en España, utilizando para ello vuelos internacionales que tenían su origen en Colombia y destino en el aeropuerto internacional de Madrid-Barajas.

Tras burlar los controles policiales la droga era transportada en vehículos acondicionados con doble fondo hasta la localidad de Albacete, donde varios miembros de se encargaban de cocinarla para su posterior venta, ya fuera al menudeo o al por mayor.

Si bien una vez acabadas las existencias de droga y en caso de urgencia para obtención de la misma estos se dirigían a la zona de Valencia con el fin de adquirir dichas sustancias, las cuales volvían a manipularla aunque fuera de pésima calidad, utilizando siempre un piso de de los denominados “franco” del detenido que hacía las labores de ‘jefe’.

La droga, una vez tratada en el laboratorio, se preparaba en dosis de distintos pesos, siendo distribuida y comercializada posteriormente “al menudeo”, en los diferentes puntos de venta que la organización poseía, generalmente en establecimientos públicos de Albacete, o en cualquier lugar concertado previamente por vía telefónica, ya fuera en los extrarradios de la capital o en alguna localidad de la provincia de Albacete.

La organización delictiva detectada se hallaba perfectamente estructurada, teniendo cada uno de sus integrantes cometidos muy específicos, encargándose la cúpula de la dirección, la contabilidad y la adquisición de la droga, otros de la manipulación y ‘corte’ de la misma (cocaína), al objeto de obtener mayor margen de beneficios, otro escalón el encargado de su distribución en el mercado ilícito, y otro pequeño grupo se encargaba de recorrer las calles de Albacete para captar clientes y cubrir las citas con otros clientes fijos.

Con esta operación policial, se ha conseguido desarticular dos puntos de venta de estupefacientes tanto en Albacete capital como en Valencia.

En la operación policial han sido detenidas 12 personas, de entre 28 y 44 años de edad, de distintas nacionalidades (siete colombianos, cuatro españoles y un búlgaro).

Se han practicado ocho registros en las localidades de Albacete y Valencia, en los cuales se han incautado 2.609,13 gramos de cocaína en roca de gran pureza, 1.900 gramos de hachís, 32,5 gramos de marihuana, 23.334,60 euros procedentes de la venta de la droga, un arma de fuego corta —pistola del calibre 9 milímetros— y munición.

Además de cinco vehículos turismos, una motocicleta, un prensa, un molde y un gato hidráulico, seis básculas de precisión digitales, así como diversos útiles empleados en la producción, alteración y corte de la sustancia estupefaciente (bolsas de plástico preparadas para dosificar la droga, así como alambre plastificado para el cierre de las mismas), doce teléfonos móviles, dos televisiones de lcd y seis ordenadores portátiles.

Igualmente, se han incautado dos ordenadores de sobremesa, diverso material informático, una cámara fotográfica digital, una cámara de video y dos videoconsolas La droga incautada habría alcanzado unas 56.084 dosis en el mercado ilícito.

PERSONAL INTERVINIENTE En las distintas fases de la operación intervinieron entre otros: efectivos del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas, del Equipo de Personas, del Equipo Territorial de y de los Puestos de Pétrola y Fuenteálamo, todos ellos pertenecientes a la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete, así como personal del Destacamento de Tráfico de Almansa, pertenecientes al Subsector de Tráfico de Albacete.

Componentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas de la , instruyeron las correspondientes diligencias que junto con los detenidos y efectos intervenidos, fueron entregados al titular del Juzgado de Instrucción número UNO de los de Albacete, el cual ha centralizado la causa, intervenido también los Juzgados de Instrucción número DOS de Albacete y Juzgado de Instrucción número 16 de Valencia capital.