Desde las filas municipales socialistas, el concejal Javier Mármol ha sido claro y contundente al afirmar que “el es un ejemplo de la destrucción de lo público del ”. Se refiere, concretamente, al deterioro paulatino y constante que señala que vienen sufriendo las instalaciones deportivas municipales y que despierta la disconformidad creciente de los vecinos.

Según el Grupo Municipal del PSOE en el Ayuntamiento, el Equipo de Gobierno (alcalde y concejal de deportes a la cabeza) “prefieren adelgazar la inversión pública en dicha área para favorecer la iniciativa privada”, un interés privado contra el que no está el (según ha explicado el propio Mármol) pero que no está reñido con que desde el PSOE se declaran “firmes defensores de que todo el mundo deba poder acceder deporte, para lo está el IMD”.

Sin ir más lejos, ha rememorado cómo el PSOE consiguió hace pocos años “parar un proyecto de Bayod que iba a ceder por 50 años las instalaciones de la piscina municipal del Paseo de la Cuba a una empresa que iba a construir un macro complejo deportivo privado”.

Javier Mármol: “Lo poco que se ha hecho en este sentido en los últimos años ha sido gracias a la insistencia del PSOE”

Además, ha lamentado que “este año el Ayuntamiento destine al contrato de mantenimiento de las instalaciones deportivas en torno a 1.100.000 euros (mientras que antes eran 1.800.000 euros)”, lo que viene a demostrar, a su juicio, que la técnica del actual Equipo de Gobierno es la de “dejar morir las instalaciones”.

El edil ha recordado que “lo poco que se ha hecho en este sentido en los últimos años ha sido gracias a la insistencia del PSOE”, concretamente, del propio Javier Mármol que un día sí y otro también ha señalado haber apremiado al concejal de deportes sobre cuestiones ya realizadas y otras que aún urge abordar.

Por ejemplo, ha recordado su insistencia para que “se sustituyera el césped del ; para que se cambiara el parqué de polideportivos como el Manolo Collado y el de la calle C/ Lepanto”… a lo que se unen retos actuales: “No puede dejar pasar más el cambio de las cubiertas de los polideportivos, que están en condiciones verdaderamente lamentables, así como que se arreglen los campos de césped artificial anexos al Belmonte (y que los de tierra se cambien a césped artificial)”, ha indicado.

Proyectos necesarios pero que sólo pueden salir adelante (ha concluido el edil socialista) “si se cree en lo público”.