García-Page ha descubierto la placa inaugural de la nueva sede de la multinacional que tiene sede en Albacete. Las obras, con una inversión de cerca de cinco millones de euros, han dado forma a unas instalaciones que están orientadas a ser el punto de referencia del grupo Eiffage en España, reforzando la imagen de la compañía, aumentando la sinergia entre sus filiales y departamentos, reduciendo los costes, y mejorando las condiciones de trabajo de sus empleados.

Eiffage Energía es una gran empresa especializada en infraestructuras eléctricas, instalaciones, mantenimiento, energías renovables, electromedicina, obra civil y construcción, con más de 30 delegaciones y una plantilla que supera los 3.250 empleados, 850 en Castilla-La Mancha y de ellos unos 750 en Albacete.

Cuenta, además, con ocho filiales, cuatro internacionales y cuatro con sede en España. Por un lado, Eiffage Energía Chile, Eiffage Energía México, Eiffage Energía Perú y Eiffage Energía Jamaica, creada recientemente, con importantes proyectos en el país caribeño; y, por otro lado, Ambitec, Inelbo, Conscytec y EDS, en territorio nacional.

Con el respaldo de un Grupo con más de 170 años de experiencia, presencia en los 5 continentes y cerca de 65.000 empleados, Eiffage Energía se ha convertido en un referente nacional e internacional, ofreciendo un servicio integral 360º.

Nuevas instalaciones de Eiffage Energía

El proyecto desarrollado durante el 2016, cuya construcción se ha llevado a cabo entre abril de 2017 y diciembre de 2018, contempla en su alcance la reforma y ampliación de las instalaciones originarias, planteando la recopilación y ampliación del edificio de oficinas, la eliminación del taller de vehículos y la construcción de un nuevo edificio destinado a aparcamiento.

La nueva sede, ubicada en la carretera de Mahora, junto al polígono industrial Romica, cuenta con 3.220 metros cuadrados de espacios de trabajo; 3.800 de aparcamiento en silo; 1800 metros para almacén y talleres; 8.500 de espacio exterior, aparcamiento abierto y áreas ajardinadas y 500 metros cuadrados de cubierta fotovoltáica.

Además, el edificio tiene capacidad para 250 puestos de trabajo; ocho salas de reuniones; cinco salas polivalentes; espacios de reunión informal; cafetería; consulta médica; y archivos comunes, entre otros.

Orientado a ser un referente en materia de sostenibilidad y eficiencia energética estas instalaciones están siendo certificadas. “Reducen el consumo y su impacto ambiental”, ha asegurado el director general de Eiffage Energía, .

La inauguración de este nuevo edificio coincide con el 15 aniversario de la creación de Eiffage Energía que llegó a Albaceate en el año 2003 tras adquirir la empresa albaceteña Electro Sur XXI.

Quince años después Eiffage Energía cuenta con más de 3.200 trabajadores en España, con 415 millones de facturación y con presencia en varios rincones del planeta. No en vano tiene actividad en países como Chile, Perú, Inglaterra, Senegal o Jamaica, entre otras.

El nuevo edificio, que integra en un mismo centro de trabajo los Servicios Centrales, la , Conscytec, los departamentos de Energías Renovables y Mantenimiento, así como servicios comunes que incluyen 280 plazas de aparcamiento, , cafetería y salas de reuniones, ha supuesto una inversión directa de cerca de 5 millones de euros.

Se trata, como ha explicado el director general de Eiffage Energía, José Manuel Martínez, “de avanzar en la estrategia de centralización e integración de departamentos que permita optimizar recursos, incrementar las sinergias y, por tanto, mejorar la productividad y la rentabilidad”.

José Manuel Martínez, que tuvo palabras de agradecimiento al presidente de Castilla-La Mancha “por estar presente en un día tan importante para Eiffage Energía y por cumplir con el compromiso que adquirió hace poco más de un año, cuando colocamos la primera piedra de un proyecto que hoy es una realidad”, destacó que la nueva sede central de Eiffage Energía “es un símbolo del momento actual que vive esta compañía, que acaba de cumplir 15 años”.

En este sentido, Martínez informó que en 2018 la cifra de negocio de Eiffage Energía se situó en 440 millones de euros, con una plantilla de 3.250 trabajadores, de los que cerca de 250 están desarrollando su labor en el nuevo edificio.

Por su parte, el presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, ha tenido palabras de reconocimiento para los responsables de Eiffage Energía, que han desarrollado un edificio orientado a ser un referente en materia de sostenibilidad y eficiencia energética. Se trata, en palabras del presidente, de una “magnífica edificación” para una empresa “de futuro” que está “dando en el clavo en el punto cardinal de lo que es la solución de la competitividad empresarial a medio y largo plazo”.

Para García-Page, se trata de un edificio “que es un ejemplo muy claro de lo que buscamos”, con la creación de empleo “muy cualificado que representa el futuro” y con una clara apuesta por la sostenibilidad medioambiental. En esta línea, el presidente castellano-manchego ha recordado que el compromiso con el medio ambiente “es moral, pero también económico”, puesto que “descontaminar resulta carísimo para una sociedad”.

Por otro lado, García-Page se ha referido al avance que está experimentando España en autonomía energética, todo ello “sin que haya habido un gran pacto energético nacional” y solo con el hecho de haberse ido imponiendo “la fuerza de la razón y la rentabilidad de las energías alternativas”.

En el caso de Castilla-La Mancha, un ejemplo de producción de energía limpia, ya que produce el doble de energía renovable de la que consume globalmente como Comunidad Autónoma, el avance también es notable, según ha explicado el presidente.

En este sentido, ha asegurado que la región está acumulando una demanda de proyectos de nuevas alternativas energéticas “por encima de la media nacional” y que si se pusieran en marcha todos los proyectos que están sobre la mesa en esta región “se podrían generar 13.000 puestos de trabajo en la Comunidad Autónoma”.

Desde su origen, la sede de Eiffage Energía ha estado en Albacete, convirtiendo a esta provincia y, en consecuencia, a Castilla-La Mancha, en una región referente en materia de energías renovables en todo el mundo.

García-Page anuncia que este mes 20 millones de euros en ayudas para fomentar la inversión y la mejora de la productividad empresarial

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page , ha anunciado hoy la aprobación de una nueva orden de ayudas por importe de 20 millones de euros para el fomento de la inversión y la mejora de la productividad empresarial de las pequeñas y medianas empresas de Castilla-La Mancha antes de que termine el mes de enero.

El presidente regional, quien ha comenzado su intervención recordando a Laura Sanz, la toledana fallecida este fin de semana tras una explosión de gas en París, ha señalado que, de este modo, habremos “triplicado” las ayudas de este tipo a las empresas respecto a la pasada legislatura.

En esta línea, el presidente ha reconocido el papel que ha jugado el sector empresarial para salir de una crisis económica “que ha traído después una gran crisis política”. A su juicio, el tejido empresarial español “está dando una lección a la clase política por primera vez”, llevando a cabo grandes acuerdos “y siendo líderes sin que les afecte la contaminación política ni el barullo”.

Del mismo modo, ha destacado que el clima de paz laboral y sindical que se vive en la región, así como el esfuerzo que realiza el Ejecutivo autonómico, están contribuyendo a que Castilla-La Mancha lidere el ranking nacional de confianza empresarial o los márgenes de ayuda a la creación de empleo e instalación de empresas.

En este punto, García-Page ha recordado que Castilla-La Mancha mantiene su liderazgo como la Comunidad Autónoma con mayor dinamismo empresarial hasta el mes de noviembre con un crecimiento del 9%, un dato que contrasta con el estancamiento registrado a nivel nacional, donde la creación de empresas creció un 1%.

“En el objetivo común de reparar social y económicamente la región, Castilla-La Mancha va por delante”, ha asegurado el presidente, y también lo hace en muchos aspectos sociales. De este modo, la región ha mejorado sus listas de espera sanitarias “y, por primera vez en diez años, estamos por debajo de los 90.000 pacientes”, algo que tiene mucho que ver con la tecnología, “un aspecto en el que también vamos por delante de la media”, o con la nuevas instalaciones sanitarias y educativas que se están desarrollando en la región, como el nuevo Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) número 36 de la capital albaceteña, cuya primera piedra ha puesto el presidente esta misma mañana.

Page avanza que el último Consejo de Gobierno de enero aprobará una orden de 20 millones para estímulo empresarial

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado este lunes durante la inauguración de las nuevas instalaciones de la compañía Eiffage Energía en Albacete que el último Consejo de Gobierno del mes de enero, aprobará una nueva orden de 20 millones de euros para estímulo empresarial. “Con esta orden triplicamos la ayuda a empresas en relación con la pasada legislatura”.

García-Page ha asegurado que la región, actualmente, acumula “demanda de alternativas energéticas”, y ha apuntado que si se pusieran en marcha todos los proyectos de energías renovables pendientes en la región, se generarían 13.000 empleo y puestos de trabajo en la Comunidad Autónoma.

Parte de esta demanda proviene de empresas que ven en la región un destino idóneo para instalarse. Según la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, la inversión extranjera en la región ha superado los 200 millones de euros desde 2015 hasta septiembre de 2018.

En concreto, son cerca de medio centenar los proyectos que han elegido a Castilla-La Mancha para establecer su actividad en nuestro país, que están trayendo riqueza y oportunidades de empleo que se multiplican en nuestro territorio.

Del mismo modo, la titular de Economía ha recordado que son ya tres los años consecutivos en los que las exportaciones registran récords en la Comunidad Autónoma, con un ritmo de crecimiento que dobla la media nacional. Unos indicadores “en los que tienen mucho que decir empresas como Eiffage Energía”, ha subrayado.

“Éste es el ejemplo palpable de apuesta empresarial por Castilla-La Mancha, de mejora de la competitividad y de reinversión en el territorio y se alinea perfectamente con los objetivos del Gobierno del presidente Emiliano García-Page en materia de dinamización de la económica y de fortalecimiento de la actividad empresarial”, ha apuntado la consejera.

Patricia Franco ha reconocido la satisfacción de asistir a la inauguración de la nueva sede de una empresa que está creciendo a un ritmo muy destacable, dentro y fuera de la Unión Europea, lo que contribuye activamente a que, tanto Albacete como Castilla-La Mancha, mejoren su posición de liderazgo en el sector de las energías renovables.

En una breve alocución, la consejera ha anunciado que, el próximo 30 de enero, el Gobierno de Castilla-La Mancha celebra una segunda jornada de captación de inversores en Madrid “para poner de manifiesto que esta región tiene fuerza para la captación extranjera y la natalidad empresarial”, ha matizado.