El presidente de la Diputación, , junto al vicepresidente primero y consejero delegado del ITAP, Agustín Moreno, y el consejero de Agricultura y Desarrollo Rural, José , ha inaugurado esta mañana la Jornada de Puertas Abiertas que el ITAP realiza por noveno año consecutivo, y cuyo principal objetivo es dar a conocer las instalaciones, programas y servicios a los principales destinatarios de los mismos, que son fundamentalmente los agricultores y ganaderos de esta provincia, así como los responsables de las instituciones y organismos con los que mantiene una estrecha colaboración, materializada en proyectos de investigación o servicios de asesoramiento.

Tal y como ha señalado Agustín Moreno en su intervención la finca experimental de Las Tiesas tiene una superficie de 534 hectáreas, 207 de ellas dedicada al secano, 250 al regadío y 77 reforestadas, “y durante estos nueve años, han pasado por aquí más de 3.000 personas vinculadas a la agricultura y a la ganadería, participando en las rutas que se hacen por toda la finca. En cada edición se intenta incidir en una zona concreta de nuestra provincia. Este año le ha tocado el turno a la comarca de Villarrobledo y municipios de alrededor (La Roda, Munera, El Bonillo, Lezuza…) una comarca eminentemente vitícola”.

Por su parte el presidente de la Diputación ha significado que “que en estos momentos son casi una veintena los proyectos de investigación financiados con fondos públicos procedentes de distintas administraciones que se están llevando a cabo, más otros doce estudios y ensayos que se están realizando a demanda de empresas e instituciones que han depositado su confianza en el ITAP”.

A esto hay que sumar la actividad propia que desarrolla el ITAP en sus miles de parcelas dedicadas a ensayos de herbáceos, leñosos y técnicas de cultivos, todo ello con el único propósito de poner los resultados de la investigación a disposición de quienes puedan rentabilizarlos y obtener de esta manera un mejor rendimiento en sus explotaciones.

El presidente de la Diputación ha añadido que los desafíos que la agricultura tiene planteados en la actualidad requieren de algo más que horas y horas de trabajo y sacrificio. “La crisis actual que afecta a todos los sectores, el cambio climático, el mercado globalizado, la necesidad de emplear métodos respetuosos y compatibles con los recursos naturales, el ahorro de costos, las nuevas políticas, etc. exigen de instrumentos basados en el conocimiento y la innovación, y para que estos sean útiles y su eficiencia contrastada deben venir precedidos por la investigación”.

En este sentido, -ha continuado diciendo- la Diputación de Albacete viene haciendo una apuesta decidida durante muchos años por fomentar esa vertiente investigadora del ITAP, sin descuidar por ello la otra vertiente, que no es otra que la de transferir las nuevas tecnologías a los agricultores y ganaderos de nuestra provincia.