El candidato socialista a la Alcaldía de Albacete, , ofreció esta mañana una rueda de prensa para detallar las políticas de vivienda que impulsará el Ayuntamiento de Albacete, de recibir la confianza y el apoyo de la ciudadanía en las Elecciones Municipales del próximo mes de mayo.

Una política, afirmó, que nada tiene que ver con la gestión o, mejor dicho, falta de ella, por la que se ha caracterizado el PP durante los últimos ocho años al frente del gobierno de Albacete.

De hecho, en alusión a la polémica suscitada por la irresponsabilidad del alcalde, en relación a su intención de realojar a 19 familias en un bloque situado en la C/ Casas Ibáñez, en el Barrio de Los Llanos del Águila, Emilio Sáez afirmó que Albacete no puede permitirse a “un alcalde que por la mañana hace de pirómano, lanzando informaciones para que los medios de comunicación las recojan, generando incertidumbre e intranquilidad, y por la tarde, decide hacer de bombero, dispuesto a apagar el fuego que el mismo había provocado por la mañana”.

Es inaudito, incidió Emilio Sáez, que además, “se presentara en el Barrio y no fuera capaz de reconocer lo evidente, que aquello obedecía a una decisión de la Junta de , que preside el alcalde y en la que solo están sus nueve concejales del PP”.

De hecho, llegó a “negar que querían realizar esos realojos, faltando a la dignidad de las familias que pretendía trasladar, sin un plan de integración social que coordine y garantice la efectividad de una medida de esta naturaleza. Por eso, denunció la situación el Grupo Municipal Socialista, los medios lo recogieron y ante la intranquilidad de los vecinos, el alcalde se vio obligado a rectificar”.

En este punto, el candidato socialista a la Alcaldía de la ciudad expresó su estupor por el hecho de que el alcalde llegó a decir antes los vecinos que “él no sabía nada, que si él lo hubiera sabido, no se habría producido esa situación. Lo que es una tomadura de pelo manifiesta”.

De hecho, expuso Emilio Sáez, si esto “fuera verdad, el alcalde tiene dos problemas: de lo que se decide en el ayuntamiento no se entera; y dos, que las decisiones de sus concejales no son las adecuadas para esta ciudad”.

Esta lamentable situación no se habría producido, prosiguió Sáez, si “el alcalde y sus concejales hubieran ejecutado los 4 millones de euros que se transfirieron a la Empresa Pública Urvial, para promover vivienda pública en el sector 10 como consecuencia de una enmienda del PSOE a los Presupuestos Municipales de 2018. Pero no han invertido ni un solo euro para este fin”.

Es más, añadió, durante los “ocho años de gobierno del PP, no se ha construido ni una sola vivienda pública en nuestra ciudad. Ni Bayod, ni Cuenca ni ahora Serrano han sido capaces, a pesar de que solo URVIAL tiene inscritas a 215 personas que desean acceder a un VPO en Albacete y que en el registro de demandantes de viviendas de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha hay inscritas para este fin 2.372”.

Tal y como expresó el secretario general del PSOE en la ciudad, “tenemos suelo, en el sector 10, y disponemos de fondos, esos cuatro millones de euros. Solo nos falta un Equipo de Gobierno y un alcalde que tengan claro que esto debe ser una prioridad y la capacidad para hacerlo realidad”.

De ahí que Sáez se comprometiera a “dar una solución integral a los problemas de vivienda y urbanismo que tiene esta ciudad, porque yo sí me comprometo a solucionar los problemas que tenemos, por citar solo algunos ejemplos, en el Barrio del Ensanche, en las viviendas de la Calle Burgos o en el Barrio de Santa Teresa”.

En lo que concierne a cómo solucionar estos problemas, el candidato socialista a la Alcaldía afirmó que el primer paso, necesariamente, será “generar una mayor estabilidad laboral en la propia Gerencia de Urbanismo, porque no puede ser que los propios técnicos municipales que se dedican a esta responsabilidad estén con la duda y la incertidumbre, más pendientes de procesos de oposiciones que de la responsabilidad de la gestión diaria”.

Asimismo, abogó por mejorar la coordinación y la complicidad entre la Gerencia de Urbanismo y Urvial, para garantizar que compartan medios y recursos para garantizar una mayor eficiencia.

Y, por último, aludió a su intención de diseñar un Plan Municipal de Vivienda, que, de una parte, ponga suelo suficiente para desarrollar políticas de vivienda pública, para las que previamente se habrá analizado cuál es la realidad social de las personas que necesitan una solución habitacional, respondiendo a todos los perfiles, ya sean familias monoparentales, jóvenes y personas mayores, así como familias con dificultades para acceder a una vivienda, en regímenes de propiedad o alquiler.