La , APEMA, que preside , se suma una vez más al posicionamiento de denuncia de la Federación Nacional del sector, FENAMAREC, que recientemente han celebrado su Asamblea en la sede de FEDA. En esta reunión han mostrado su indignación “frente a la dejadez de la Administración, generada por la falta de control a los agricultores que realizan trabajos a terceros”. Esto afecta al ejercicio de la actividad de los empresarios de máquinas recolectoras, generándose de esta forma una competencia desleal e intrusismo en el sector.

Desde este sector empresarial, tanto desde APEMA como desde FENAMAREC y sus asociaciones provinciales integradas, se insta a realizar un mayor control por parte de la Administración competente, a esos agricultores que además de realizar trabajos en su propia explotación, realizan trabajos a terceros superando el 20% permitido para dichos trabajos.

De igual modo, APEMA considera que desde el punto de vista de la Seguridad Social los trabajadores que realizan trabajos a terceros, fuera de su propia explotación agrícola, están dados de alta encuadrados en el , en lugar de estar en el .

APEMA condena el “fraude y el intrusismo que venimos sufriendo en las últimas campañas”, donde, aseguran, “se contrata a muchos maquinistas que no cumplen con los estrictos requisitos” que plantea la Administración y que les genera “indefensión”. Según el presidente de APEMA, los profesionales de esta Asociación cumplen con estos requisitos y son sometidos a continuos controles “en carretera” pero “no en el campo”. Es decir, “muchos intrusos con máquinas sin papeles o seguros en regla” trabajan en fincas agrícolas durante la época de cosecha. Además, recordó que en caso de incidentes o accidentes “la ley es clara y establece que la responsabilidad es del agricultor que ha contratado sus servicios”.

Desde la Federación Nacional, se recuerda a los agricultores su responsabilidad a la hora de contratar a profesionales que no cumplan con los requisitos legales, ya que en caso de incidentes o accidentes, “la ley es clara y establece que la responsabilidad final, tanto administrativa como penal, es del agricultor que ha contratado a maquinistas que no cumplen con los requisitos normativos que les requiere la administración”.

Desde la Federación, se hacen propuestas a la Administración, como por ejemplo, que se solicite al agricultor la factura correspondiente en la tramitación de la PAC y se incluya en la documentación exigida en el cuaderno de campo.

Registro Oficial de Maquinaria Agrícola

Por otro lado, este sector se ve agravado por la falta de encuadramiento, lo que lleva consigo a que este colectivo se vea excluido en el ámbito de aplicación de beneficiarios de ayudas y subvenciones para la adquisición o renovación de maquinaria agrícola tanto por el como por cualquier otra institución.

Como consecuencia, este colectivo lamenta que se vea obligado a desempeñar su actividad con maquinaria agrícola con una antigüedad de muchos años, siendo un factor negativo totalmente perjudicial en materia de prevención de riesgos laborales y prevención de incendios.

FENAMAREC reclama formalmente que en el Registro Oficial de Maquinaria Agrícola () se cambie el modelo de inscripción. “Queremos que se especifique si una maquinaria se adquiere para uso particular o para dar servicios, ya sea para la adquisición de un tractor o de una cosechadora”.

APEMA está integrada en la , FENAMAREC, una entidad que fue constituida en enero 2015. Está compuesta por varias asociaciones integradas en sus respectivos ámbitos provinciales y regionales. Pertenecen al sector, además de APEMA, por Albacete, (AMACO-ALMERIA), (AMACO) y Extremadura (ASECOEX).

A través de la Federación, también se persigue tener representación a nivel nacional que permita a las empresas del sector tener más fuerza y voz ante la Dirección General de Tráfico (DGT). El objetivo principal se centra en la búsqueda de soluciones de mejora frente a la situación problemática a la que se enfrentan, debido a las restricciones de circulación por las distintas carreteras de ámbito nacional.

Fuente: FEDA