El ictus es la principal causa de discapacidad en el adulto. Por ello, mediante una valoración continuada se pueden detectar precozmente complicaciones como el deterioro neurológico, neumonías, lesiones por presión, dificultades para la deglución o dolor que pueden agravar la morbimortalidad, aumentar la estancia hospitalaria y el gasto sociosanitario, ha informado la Junta en nota de prensa.

Las Guías de Buenas Prácticas son instrumentos que proporcionan directrices y recomendaciones basadas en la evidencia científica para ayudar a los profesionales y también a los usuarios en la toma de decisiones sobre el cuidado de la salud. Se trata de herramientas muy útiles para mejorar la salud en los pacientes y optimizar el sistema sanitario público.

Desde el año 2015, el se ha unido a esta iniciativa gracias a la labor de un equipo multidisciplinar encabezado por Enfermería. Los profesionales sanitarios tienen el objetivo de aumentar la calidad de los cuidados prestados a los pacientes con ictus y sus cuidadores, y en consecuencia, la propia salud de las personas.

En este sentido, se ha conseguido incrementar la detección de problemas de deglución al ingreso de un 3,3 por ciento en 2014 a un 68,5 por ciento en 2016 y antes del inicio de la ingesta de alimentos, de un 8,3 por ciento a un 68,1 por ciento de los pacientes.

Para los profesionales sanitarios, la implantación de las “Guías de Buenas Prácticas” ha supuesto también la necesidad de revisar protocolos y planes de cuidados, así como una actualización de conocimientos, lo que ha repercutido en una utilización más apropiada de los recursos disponibles y una mejor organización del trabajo. Igualmente, está ayudando a fomentar la propia actividad investigadora, algo fundamental para mejorar la calidad de los cuidados a los pacientes.

El es uno de los ocho centros en España acreditados desde 2015 como con la Excelencia en Cuidados, siendo reconocido por el Español del Instituto como una institución implicada en la aplicación, evaluación y mantenimiento de buenas prácticas en cuidados. Actualmente, el , junto al Complejo Hospitalario de , son los dos únicos centros, a nivel nacional, donde se está implantando esta guía.