El escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, recoge que los hechos ocurrieron sobre las 8.00 horas del 21 de marzo de 2014, en una fábrica de calzado de en la que trabajaban los dos acusados.

En un momento dado, se inició una discusión entre ellos y comenzaron a agredirse mutuamente, usando, en la pelea, uno de los acusados una horma de zapato de dos kilos de peso con la que agredió al otro acusado en la cabeza.

El otro, mientras tanto, se defendió propinando puñetazos al otro acusado en la cara y en diversas partes del cuerpo, siendo necesaria la intervención de otros compañeros de trabajo para lograr separarlos.

Como consecuencia de la agresión, el agredido con la horma sufrió lesiones consistentes en tres heridas en región parietal, que requirieron de puntos de sutura y de las que tardó en curar ocho días, que estuvo de baja.

El otro acusado sufrió una cervicalgia postraumática, contusiones a nivel facial y cervical y dolor en miembros inferiores, que no requirieron de tratamiento posterior a la primera asistencia, y de las que tardó en curar 14 días, 10 de ellos de baja.