Es uno de los grandes deseos que siempre han sobrevolado el ánimo de los almanseños, lograr que el calzado tuviera su propia escuela a fin de que se propiciará la inserción laboral de jóvenes en las empresas de la ciudad y que pudieran crearse cursos de reciclaje para recuperar a personas de relativa edad que hayan quedado fuera del mercado laboral. Y por fin se ha logrado, siendo ya una realidad la primera promoción de la . Gracias a esta escuela municipal, se va a complementar la necesidad imperiosa que tiene el sector del calzado por encontrar mano de obra formada, un sector el del calzado se está en permanente crecimiento, con niveles de exportación cada vez más alto y fabricando un calzado de máxima calidad, que está calando en los mejores mercados internacionales.

Dicha Escuela Municipal del Calzado se ha puesto en marcha gracias a la apuesta firme y decidida del gobierno local presidido por Paco Núñez bajo la coordinación del centro de empleo de Almansa, en colaboración con FICE y las industrias del calzado de la ciudad, así como otras administraciones como el Estado, la JCCM y la Mancomunidad que van a participar en distintas promociones de la misma. Así pues, esta primer promoción que acaba de comenzar, lleva acarreado un contrato de trabajo, formación y aprendizaje en las empresas y con una remuneración económica que rondará el salario mínimo interprofesional siendo por lo tanto la inversión algo superior a los 200.000 euros en esta primera fase.

En la Municipal de Almansa lleva todo el peso de la formación y la orientación laboral los técnicos del área de empleo, siendo la parte práctica la que se está realizando directamente en las empresas participantes que de la mano de la que se han ofrecido para participar en esta primera edición de la Escuela del Calzado. La primera promoción nace con 14 alumnos que tienen que ser menores de 30 años y estar inscritos en el fichero de la Garantía Juvenil para poder cumplir los requisitos del contrato de formación y aprendizaje.

El Alcalde, Paco Núñez, junto con la concejala de promoción económica, , y el Presidente del FICE, , comprobaron de primera mano el buen funcionamiento de la misma, la ilusión y compromiso de los alumnos y la predisposición de las empresas a aumentar los niveles mínimos de inserción comprometidos que se fijaban en el 30% y que van a estar muy por encima.