El funeral de Dámaso González tendrá lugar en la Santa Iglesia Catedral de a las 13:15 horas este domingo 27 de agosto, previamente en la Plaza de Toros de Albacete estará colocada la capilla ardiente.

Fallece el gran torero y mejor ser humano Dámaso González, a los 68 años de edad

Nacido el 11 de septiembre de 1948 y procedente de una familia de ganaderos, comenzó a participar en diversas capeas por tierras manchegas hasta que en 1965 apareció en la parte seria de un espectáculo cómico-taurino-musical.

Se vistió de luces por primera vez el 27 de agosto de 1966 en un festejo menor de Albacete en el que actuó como sobresaliente de espada.

Aunque al principio un número de aficionados y una amplia parte de la crítica criticaron sobre todo por el control de la estética, más tarde demostró su personalidad y capacidad para hacer frente y dominar todas las suertes taurinas, incluso con las ganaderías más duras. Sus verónicas y desplantes tuvieron el máximo seguimiento y reconocimiento del público, mientras que su control de la muleta logró, al fin, convencer incluso a los aficionados más exigentes.

Recibió la alternativa en (España) el 24 de junio de 1969 con , “Miguelín”, de padrino y Paquirri de testigo con toros de la ganadería de .

Tras participar en veinticuatro corridas por tierras españolas, marchó a América, donde obtuvo, entre otros trofeos, el “San Sebastián de Oro” otorgado al triunfador de la feria de (Venezuela).

Confirmó la alternativa en el 14 de mayo de 1970 con El Viti como padrino, Miguel Márquez de testigo y toros de la ganadería de . Aunque no cortó ningún apéndice a Barranquillo, el toro que le cedió El Viti, sí logró cortarle una oreja al que cerró la tarde.

Primera retirada

Cuando Dámaso González estaba próximo a cumplir los cuarenta años de edad y se acercaba a los veinte como matador de toros, nadie dudaba de su temple, su pundonor y sus ganas de dar lo mejor de sí mismo ante el público. Torero veterano, había obtenido triunfos importantes tanto en su tierra natal como en otras plazas españolas y americanas, ganándose el respeto de todos los aficionados.

Tras torear tres tardes en su ciudad natal, saliendo a hombros en la primera de ellas, terminó la temporada en el 20 de septiembre de 1988, en la que sería su última aparición en los ruedos durante tres años.

Reaparición a principios de los años 1990

El también diestro albaceteño convenció a Dámaso González para que éste le diera la alternativa el 20 de septiembre de 1991 en Nimes. En aquella tarde en la que volvió a vestirse de luces, tres orejas y salió a hombros.

Reapariciones en los años 2000

En el año 2000, a vestirse de luces durante la tradicional corrida de Asprona de Albacete. Fue una reaparición puntual, a diferencia de lo que sucedió tras el éxito que obtuvo el 1 de diciembre de 2002 en un festival de .

Se anunció su vuelta a los ruedos para la temporada de 2003, cuando el diestro contaba con cincuenta y cuatro años de edad. Logró cortar una oreja en durante las Fallas el 15 de marzo. Se despidió definitivamente de la plaza de Albacete el 16 de septiembre y un día después hizo su último paseíllo en la Feria de .

Desde entonces, en algunos festivales.

El equipo al completo del Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca lamenta su fallecimiento y manda su más profundo pésame a familiares y amigos en estos momentos tan difíciles.