No ha costado madrugar en esta sábado, 13 de septiembre, único de la Feria de Albacete 2014. Lo que nos esperaba en el Templete del círculo interior del Recinto… merecía sobradamente la pena. Y si a nosotros nos ha dado gusto ir a trabajar, mucho más les ha debido de dar a quienes sentados, ’a mesa y mantel’, han sido los catadores de excepción de una cita que “ha hecho historia”.

Así lo confirmaba el Vicepresidente de la Diputación Provincial de Albacete, organizadora las catas que están celebrándose durante todos los días de Feria sobre diferentes productos y que, hoy, han llegado a su versión más dulce. De la mano de la ‘Asociación de Productores de Miguelitos de La Roda’ han preparado, tal y como afirmaba , “la primera vez en la historia que se realiza una cata comentada de este producto estrella de La Roda; la Feria es embajadora de los ‘Miguelitos’ y, los ‘Miguelitos’ son embajadores de la Feria (no en vano, durante estos días aquí se vende más de medio millón de unidades)”, detallaba.

Ésta de hoy ha sido la cata que ha registrado un mayor número de solicitudes para participar (por encima de las 300)… y no nos extraña. Bajo las explicaciones de un conductor de honor, el periodista rodense , los presentes han tenido la oportunidad ir conociendo, detalle a detalle, este producto único y con multitud de variantes (pero todas ellas capaces de conquistar hasta al más exquisito de los paladares).

Los componentes de la ‘Asociación de Productores de Miguelitos de La Roda’ se han volcado con esta experiencia piloto que ha resultado todo un éxito. El concejal de Promoción Económica de La Roda, , nos explicaba que “todos han dado una respuesta unánime y positiva, porque ésta es una gran manera de promocionar el mejor embajador que tenemos en La Roda”.

Además, ha insistido en lo importante que es, en ese objetivo, la unión entre los diferentes productores: “Nosotros les lanzamos a los productores la idea de que luego cada uno vende su producto pero, lo que estamos vendiendo, es la marca local, el nombre de La Roda, y lo han sabido entender muy bien”, comentaba Aurelio, (y es que, como reza el refrán, ‘la unión hace la fuerza’ y, eso, siempre trae consigo resultados positivos).

Los participantes de la cata han podido connocer, por ejemplo, que el primer ‘Miguelito’ llegó un bendito día de 1965, de las también benditas manos del rodense . Fue el glaseado (con un baño almibarado de azúcar que unta todo el pastel) y no el que todos estamos más acostumbrados a ver (y que llegó algo después, (inconfundiblemente cubierto de blanco con azúcar molida). Posteriormente han llegado otros (siempre bienvenidos) rellenos de chocolate negro o chocolate blanco, fritos, en tamaño ‘mini’, formato bombón…pero, siempre, ‘Miguelitos’.

Bajo la premisa de “no chafarlos” (el productor nos han explicado que, entonces, el hojaldre se quiebra y, al paladar, no le sabe igual), sólo quedaba catar… y valorar (y, en este punto admito que, servidora, no es de piedra…). Como tampoco lo ha sido el resto de participantes de la cata. Hemos conversado con algunos de ellos que han quedado encantados con la experiencia. El ‘Miguelito’ que más éxito ha tenido, el tradicional (el primero que se creó, glaseado con almíbar). Incluso algún participante de fuera de Albacete nos confesaba que siempre se lleva cajas a su tierra porque a todos les encantan…

…¡¿Y a quién no le van a gustar?! Las penas, con ‘Miguelitos’ no es que sean menos, es que se olvidan y, además, para gustos… ‘Miguelitos’.