Manuel Serrano ha dado las gracias a Marcela López, hija de Julio López, por haber hecho posible que la escultura y los grabados de su padre puedan contemplarse en toda su “grandiosidad y majestuosidad” en la ciudad, coincidiendo con el primer aniversario de su fallecimiento, así como al presidente de la , , por su compromiso constante y decidido por la cultura.

En opinión del alcalde de Albacete, Julio López, que desciende de orfebres de Riópar, es “un auténtico referente de la escultura realista y en ella refleja su humildad y sencillez”, así como su “respeto y compromiso por el realismo, el arte y la cultura”, asegurado que en sus esculturas y grabados hay “una lección de vida”.

Manuel Serrano ha animado a los albaceteños a visitar la exposición de uno de los mejores escultores españoles realistas, compuesta por 53 esculturas y 22 dibujos grabados, para que puedan conocer la dinámica de trabajo del artista, la forma en que prepara la obra final, los estudios y bocetos, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

El alcalde ha lamentado que la obra de Julio López y de otros grandes artistas realistas como , no vaya a poder contemplarse finalmente en un museo en Albacete capital por esa “miopía” que a veces impide a los dirigentes políticos tener “altura de miras”.