“Estas elecciones coinciden con un tiempo en el que crece la desconfianza hacia las instituciones y hacia los medios y se acepta, por el contrario, lo que circula, sin verificar ni contrastar, por nuevos canales de comunicación, sobre todo cuando coincide con los ideales, creencias y prejuicios de los receptores, aunque sean noticias falsas o manipuladas”, ha remarcado la Declaración de Albacete que se ha aprobado este sábado por asentimiento de la .

Por ello, se ha instado a los periodistas y a los medios de comunicación que “refuercen” la verificación de las informaciones y la comprobación de las mismas con “fuentes fiables para contrarrestar”.

En la Declaración también se ha exhorta a los periodistas a “promover un periodismo hecho con rigor, honestidad y ética” para recuperar la confianza de los ciudadanos. En cuanto a los editores, les han exigido “reforzar las redacciones, mejorar las condiciones laborales y salariales de sus redactores” así como “aplicar medidas que acaben con la brecha salarial y los obstáculos que impiden la promoción de las periodistas”.

También se ha hecho hincapié en las plataformas digitales a las que le han pedido que incrementen en nuevas herramientas para “detectar y parar” las noticias falsas. Y un apartado ha estado dirigido a los políticos, a los que la FAPE les ha pedido que “no utilicen mentiras para ganar votos” y generar con ellas fake news.

La FAPE ha destacado además las redes sociales que “ya son la principal fuente de información en el mundo”. A su juicio, las redes están “jugando un papel fundamental” en la distribución de noticias falsas, “sin que las medidas que están adoptando las tecnologías hayan podido frenarlas del todo”. “Pese a esto, sólo el periodismo de calidad puede combatir con eficacia la desinformación que acosa a nuestras sociedades”, ha resaltado.

“La lucha contra las noticias falsas debe librarse en varios frentes pero es en el político donde la responsabilidad es mayor, ya que una mentira pronunciada por un líder tiene mucha más trascendencia que la emitida por un ciudadano cualquiera. Sin haber empezado la campaña electoral, ya estamos comprobando que los datos falsos se suceden en algunas declaraciones de los políticos”, ha advertido la Federación.

OFERTAS DE EMPLEO PÚBLICO PARA LOS PROFESIONALES

De otro lado, la FAPE ha exigido a la , a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos que habiliten ofertas de empleo público para los profesionales de la Comunicación y le insta a considerar la Comunicación como “un servicio al ciudadanos”.

Así, ha pedido a las administraciones públicas que “cuiden” la calidad de la información que estos profesionales ofrecen a la sociedad. Por eso, desde la Federación emprenderá “las iniciativas administrativas y jurídicas necesarias” para reclamar la modificación de las bases de la convocatoria pública de empleo para periodistas que “no incluya la obligatoriedad de tener el correspondiente título universitario”.

Además, ha destacado, a través de un comunicado, que reivindicará a los grupos mediáticos y a los editores que se faciliten a los corresponsales y a los enviados especiales a zonas de conflicto “los medios necesarios para que puedan desempeñar su labor informativa”.

Otra de las decisiones aprobadas en la Asamblea es la petición al para que estudie la posibilidad de ayudar económicamente a los periodistas que presenten proyectos informativos de interés, “sobre todo aquellos relacionados con la cooperación al desarrollo”.