Son datos que ha aportado la presidenta de Fedicam, , en una entrevista concedida a Europa Press con ocasión del Día Mundial de la Diabetes, que se celebra este jueves, 14 de noviembre.

La también presidenta de la (ADA) ha aprovechado para reivindicar la necesidad de mejorar la calidad de vida de los que padecen esta enfermedad crónica a través de “una buena formación y mejores sistemas de monitorización”.

Es por ello que ha reclamado una mayor dotación económica para “no limitar” los avances en la investigación de la diabetes, dado que, según María José Salmerón, “en los últimos años, esta inversión se ha ido reduciendo”.

Precisamente, ha valorado la incorporación a la cartera de servicios sanitarios del Sescam del sistema de monitorización de glucosa mediante sensores para pacientes mayores de edad con diabetes tipo 1 a partir del 1 de diciembre, pero, a renglón seguido, ha pedido que “entren” también otros procedimientos de medición de glucosa.

UNA ENFERMEDAD QUE “AVANZA DE FORMA SILENCIOSA”

Se estima que en torno a 290.000 castellanomanchegos padecen diabetes, lo que supone un 14 por ciento de la población, de los cuales unos 15.000 son diabéticos tipo 1 y el resto tipo 2, aunque un 40 por ciento de estos últimos no está diagnosticado.

Y es que este trastorno metabólico “avanza de forma silenciosa”, lo que provoca, ha recordado Salmerón, que a menudo muchos pacientes desconozcan que lo sufren, pues no presentan los signos de alerta, tales como hambre, sed, fatiga o necesidad de orinar con frecuencia.

“Como no produce síntomas, no te duele, sobre todo en la tipo 2, ya que la tipo 1 es más agresiva”, ha comentado la presidenta de Fedicam, quien ha sostenido que revisar los niveles de glucosa en sangre al menos una vez al año es la única manera de que se diagnostique este padecimiento.

A pesar de que el factor genético es determinante en el desarrollo de la diabetes, unos buenos hábitos alimentarios, ha precisado, pueden llegar a reducir en más de tres cuartas partes la progresión de esta enfermedad.