Casañ ha comenzado agradeciendo el trabajo realizado por el servicio de y Festejos del Ayuntamiento de Albacete, así como también el de Policía Local, Protección Civil y Bomberos, anunciando posteriormente que 2,5 millones de personas han visitado la Feria durante sus diez días, una cifra inferior a los 2,8 millones que se registraron en 2018 debido a las inclemencias meteorológicas. El 8 de septiembre fue el día en el que se registraron más visitas, alcanzando los 300.000 a las 19:00h.

El alcalde ha recordado que, ante el temporal, el Ayuntamiento se vio en la obligación de activar al Plan Municipal de Emergencias (PLATEMUN) durante el jueves y el viernes, días en los que los parques permanecieron cerrados con lo cual se tuvieron que suspender diferentes actividades como los títeres o la Muestra de Folclore en el Parque Abelardo Sánchez.

La lluvia también obligó a suspender el concierto de ‘Sweet California’ en la Caseta de los Jardinillos, aunque el resto de obras de teatros y conciertos pudieron desarrollarse con normalidad.

Feria sin apenas incidentes a destacar

En materia de seguridad, Vicente Casañ ha afirmado que “los ciudadanos han percibido que esta ha sido una Feria tranquila”, en la que los servicios asistenciales han prestado 138 actuaciones entre los ciudadanos y 1.708 atenciones por vehículos que se encontraban obstaculizando las vías de seguridad.

Entre los incidentes a destacar, se encuentra la agresión a 4 agentes de Policía Local por parte de un vendedor ambulante, y una pelea con 5 implicados entre los que se encontraba un menor. La Policía Local también detuvo a una pareja que sustraía teléfonos móviles y se han registrado 65 incidencias relacionadas con la venta de artículos falsificados.

Vicente Casañ se ha mostrado “satisfecho” por el “comportamiento de civismo” demostrado por la juventud de Albacete, que “han puesto su granito de arena”, al igual que los voluntarios, en que “esta haya sido la Feria sin el macro-botellón de la Plaza de Toros”. Únicamente se han registrado micro-botellones puntuales que fueron combatidos por la Policía Local.

En cuanto a las cifras, según datos del SESCAM, han bajado las atenciones por intoxicaciones etílicas y han descendido el número de menores de edad atendidos por esta razón, algo que Casañ achaca a la decisión del Ayuntamiento de no excepcionar la prohibición del botellón.

Así, del 100% de las atenciones registradas por intoxicaciones etílicas, en el año 2018 alcanzaron el 12%, y en 2019 se han reducido a un 8%. En 2018, el 50% de las personas atendidas por este motivo fueron menores de edad, contabilizándose en 2019 únicamente 7 casos, que representan el 12% del total.

Un dato “más que alentador que nos invita a seguir avanzando en esta línea y a decir que la Feria no tiene que ser sinónimo de alcohol. Para el año que viene reduciremos esas cifras”, ha destacado Casañ.

Además, ha anunciado que, frente a las 15 actas levantadas por botellón en 2018, este año se han producido 72, destacando el alcalde la satisfacción que los vecinos del entorno de la Feria y Plaza de Toros le han trasladado por la decisión de no excepcionar la prohibición del botellón. Una decisión que también ha propiciado el descenso de denuncias por miccionar en la vía pública, registrándose este año 62 casos, frente a los 100 del 2018.

Feria más limpia

Por otro lado, Vicente Casañ ha señalado que la Feria de Albacete 2019 “ha sido una Feria limpia”, agradeciendo el trabajo desempeñado por los 127 trabajadores de este servicio.

En este sentido, se han recogido un total de 2,3 millones de kilos de residuos en toda la ciudad, 291.000 kilos en la Feria, unas cifras que han disminuido en un 27% por el leve descenso de visitantes, el que no haya habido macro-botellón y la existencia de la recogida selectiva de vidrio y envases.

Casañ ha recordado que los hosteleros y feriante se han visto obligados a separar estos residuos que se han retirado puerta por puerta de sus establecimientos, consiguiendo “una Feria mucho más sostenible”. Se han recogido un total de 67.380 kilos en vidrio, y 29.380 kilos en envases.

En cuanto a movilidad urbana, la Feria ha contado con 4 líneas especiales de transporte que han sido utilizadas por 78.867 personas, una cifra inferior debido al descenso de visitantes.

El alcalde se ha referido también al impacto económico de la Feria que, si bien no se puede dar una cifra concreta, ha señalado la creación de 5000 empleos durante los 10 días, así como también buenos datos en la ocupación hotelera, restaurantes y servicio de taxis.

Feria muy participativa

En lo referente a la Feria Cultural, Casañ ha destacado que “ha sido una Feria muy participativa”, alcanzando la cifra de las 429.380 personas han participado en los actos organizados. 120.000 personas disfrutaron de la cabalgata de inicio, 25.000 personas de la batalla de flores, 15.000 asistente a la Ofrenda Floral a la Virgen de los Llanos (5.000 menos que en 2018), 3.000 personas estuvieron presentes en la Misa de cierre y 6.000 personas asistieron al espectáculo piro-musical que se celebró en el Templete de la Feria. 45.610 personas disfrutaron de los conciertos y 24.000 asistieron a los de la carpa ‘Viva la Feria’. La Caseta de los Jardinillos ha sido visitada por 12.900 personas, 6.000 han disfrutado con las verbenas y 11.523 personas han disfrutado de la programación teatral en 3 escenarios distintos.

La Feria infantil ha sido la que se ha visto empañada por el mal tiempo suspendiéndose en 7 ocasiones el espectáculo de títeres, aunque 1.170 niños pudieron disfrutar de la chocolatada que se celebró el Día del Niño. Además, la Feria “se silenció” durante unos minutos para que los niños y niñas con espectro autista pudieran disfrutar de las atracciones sin ruidos estridentes, y se hizo más inclusiva para aquellos que presentaran algún tipo de discapacidad. También se ha mejorado el ‘Punto Morado’ para prevenir las agresiones sexuales que ha contado con 71 voluntarios que han cubierto 220 turnos.

Por otro lado, Casañ ha anunciado que la OMIC ha recibido únicamente 4 reclamaciones por precio durante los 10 días de Feria, un dato que también ha querido resaltar el alcalde de manera especial.

Con respecto a la polémica suscitada en torno a la venta de entradas para entrar a las carpas, Casañ ha anunciado que el Ayuntamiento trasladó mediante carta a los establecimientos que estas actuaciones no podían llevarse a cabo, por lo que ha señalado que se hará cumplir con lo dictaminado en la Ley de Feria.

Por otro lado, el Ayuntamiento también ha recibido 248 quejas relacionadas con la suspensión del concierto de Fangoria y las Nancys Rubias, algo en el que el Ayuntamiento ya está trabajando para solucionar.

La Plaza de Toros de Albacete ha acogido a 116.000 espectadores

Con respecto a la Feria Taurina, Vicente Casañ ha recordado que, debido a la lluvia, se tuvo que suspender un festejo, pero el resto pudieron desarrollarse sin incidencias. La Plaza de Toros ha acogido a más de 116.000 espectadores entre los festejos taurinos y las vaquillas que también se tuvieron que suspender en dos ocasiones.

Según Casañ, “No ha sido una mala Feria Taurina, pero no ha sido redonda”, destacando las actuaciones de Emilio de Justo y Castella, “la actitud”, de , y “el trabajo” de .

Pensando ya en la Feria de Albacete 2020

El alcalde, Vicente Casañ se ha referido a que el cierre de la Puerta de Hierros que tuvo lugar durante la madrugada del 17 de septiembre, marcó la cuenta atrás para el inicio de la Feria del próximo año para la que afirma que “hay cosas que mejorar”.

Una de ellas es la Cabalgata de apertura de Feria que contó en esta edición con 60 carrozas participantes y recuperó a los tradicionales Gigantes y Cabezudos. Anuncia el alcalde que, en el mes de noviembre, el Equipo de Gobierno se reunirá con las peñas y asociaciones participantes para decidir, junto con el criterio de los técnicos, aquellas cuestiones que necesiten modificar a este respecto. También es intención del Equipo de Gobierno hacer más accesible el programa de Feria para los mayores.

La cuenta atrás para el inicio de la Feria de Albacete 2020 ha comenzado, una Feria que únicamente contará con un fin de semana de celebración, abriéndose de nuevo la posibilidad de consultar públicamente a los ciudadanos sobre un posible cambio de fecha.

En este sentido, el alcalde ha señalado que el Equipo de Gobierno “atajará con valentía esta cuestión” aunque “la forma de la consulta popular aún está por ver, pero será de acuerdo con el resto de grupos políticos ya que no la propone el alcalde y será lo que la mayoría quiera”, y concluye afirmando que esta cuestión se resolverá de cara a la Feria de 2020.