Así lo ha explicado la consejera de Igualdad, , quien ha asegurado que la del 2019 será la primera Feria de Albacete en la que todas las instituciones —incluido el Ayuntamiento— participen juntas en estos actos de prevención de agresiones, concretamente la violación en cita.

Al reparto de material se suman otras acciones como las llamadas ‘Misiones Pedagógicas’ que se van a desarrollar los días 10 y 11 en la capital albaceteña, y que recorrerán otros ocho municipios de la provincia.

Por su parte, desde el Ayuntamiento y como complemento de esta campaña de prevención, se va a habilitar un punto de información con personal del y personal voluntario para atender e informar ante actuaciones o agresiones sexuales, donde también se repartirá material de la campaña.

“Desde el Ayuntamiento de Albacete tenemos claro que no podemos ir solos en esta materia”, ha explicado , concejal de Igualdad, que se ha comprometido con la consejera a llegar “a más lugares de los que se ha llegado nunca” para prevenir las agresiones sexuales.

En ese esfuerzo conjunto también participan los hosteleros de la ciudad de Albacete que se suman a la iniciativa de concienciación del , tal y como ha apuntado , la gerente de la y (APEHT).

“Somos un colectivo muy unido a este tipo de problemas, vivimos en nuestras propias carnes lo que pasa en la noche”, ha asegurado Garijo que ha recordado que añs atrás “los propios propietarios de las carpas han pagado una parte de la campaña” que este año, por primera vez, “llegará a todos los establecimientos hosteleros de la Feria de Albacete”.

VIOLACIONES EN CITA

Fernández ha asegurado que la campaña que ahora cumple cuatro años de andadura es “una campaña pionera en España que se articula en torno a tres ejes principales: conductas preventivas, empoderamiento de las chicas y mujeres y proyección de nuevas masculinidades sobre los chicos de nuestra región”.

Con esta campaña que el pone en marcha se pone el foco en las llamadas violaciones en cita, que son una de las formas de violencia de género que más predominan entre la juventud.

Se trata de esos casos en los que la víctima suele tener un sentimiento de culpa por pensar que ha sido ella quien ha propiciado o provocado la situación en la que tiene la obligación de mantener relaciones sexuales y, consecuentemente, no presenta denuncia. “Una realidad muy preocupante si se tiene en cuenta que se producen tres violaciones al día en nuestro país y que el 80 por ciento no se llegan a denunciar, además de haberse registrado 100 violaciones desde 2016”.