La edil del área ha explicado que han sido en torno a 40 las acometidas de agua y alcantarillado que se han instalado y que se ha completado de la mano del Plan de Barrios con la mejora de todo el entorno, en concreto con 850 metros cuadrados de nuevo acerado, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Andicoberry ha explicado que el trabajo de Aqualia se ha realizado de la mano de empresas subcontratadas y de la localidad, mientras que el alcalde ha señalado que se ha aprovechado la realización de las obras del Ciclo Integral del Agua para acometer mejoras que redundan en un mejor acceso de los visitantes hacia el casco histórico.

“El acerado de esta calle era estrecho, no estaba en condiciones y, por lo tanto, dentro del Plan de Barrios se planteaba una actuación integral de la mejora y ensanchamiento del acerado a fin de que el turista cuando vaya a acceder al casco histórico lo haga por una calle más ancha y más cómoda y eso hemos sido capaces de que confluya con las obras del Ciclo Integral del Agua”.