La Unión Taurina de Abonados de la Plaza de Toros de Albacete, con motivo de la XII edición de sus Jornadas Taurinas, celebraba en el salón de actos del Ateneo de la capital en la tarde de ayer una tertulia con el fin de analizar el momento actual de la Fiesta Brava desde el punto de vista de los ganaderos, toreros, empresarios taurinos y aficionados.

Moderado por el director del Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca, Manuel Lozano, el acto contó con la presencia de Fernando Domeq, de la ganadería Marqués de Domeq, el matador de toros Tomás Campuzano, Sebastián Rodríguez López, el máximo responsable de la empresa “Serolo”, adjudicataria actual de la Plaza de Toros de Albacete, y José María Roncero, aficionado taurino y presidente de Honor de la Unión Taurina de Abonados de la ciudad.

La incidencia de la crisis económica en el mundo del toro y el futuro de la Fiesta Nacional fueron sin duda los protagonistas de esta tertulia.

Según apuntaba Fernando Domeq, la situación actual de la economía está provocando una clara reducción en los festejos taurinos, lo que se traduce en una preocupante y alarmante reducción de demanda de toros. “El producto que nosotros vendemos es el toro de lidia por lo que sino se toman decisiones empresariales y se reduce el ganado, se corre el riesgo de quedarte con toros en el campo que es lo peor que le puede pasar a un ganadero, por el elevado coste económico que esto implica”, añadia.

A pesar de la crisis económica, la ganadería del Marqués de Domeq sigue trabajando como siempre sin descuidar la labor de selección, la sanidad, el manejo y la alimentación del ganado. Según apuntaba Fernando Domeq, “la Fiesta se está viendo atacada desde muchos frentes y la mejor arma que tenemos como ganaderos es ofrecer un toro de lidia que dé espectáculo en el ruedo y le sirva para triunfar a los toreros”.

Por su parte, el matador de toros Tomás Campuzano apuntaba que “desgraciadamente la crisis nos ha afectado a todos y al sector taurino en gran medida”. En su opinión, en lo que va de temporada se están firmando menos contratos que en el año anterior, perjudicando considerablemente a los toreros.

Para Sebastián Rodríguez López, máximo responsable de la empresa “Serolo”, adjudicataria actual de la Plaza de Toros de Albacete, “aunque la crisis económica esté afectando al mundo del toro, lo que está claro es que cuando hay buenos carteles los aficionados siempre acuden a la Plaza”.

Ante la polémica desatada en Cataluña en contra de la celebración de los festejos taurinos, Campuzano señalaba que principalmente esta situación afectará a la afición taurina catalana, pero no al resto de corridas.

El matador de toros no entiende cómo se quieren prohibir los toros en una ciudad que cuenta con una plaza que ha sido de las más fuertes del toreo. Para Campuzano lo peor de todo es que este tema se ha politizado porque “cuando en el toreo se mete la política, salimos siempre perdiendo los del mundo del toro”.