Ganemos-IU Alborea ha decidido presentar alegaciones al Plan de Ordenación Municipal (POM), en exposición pública desde el pasado 24 de abril, por lo que considera una “falta absoluta de rigor y de estudios” para llevar a cabo las previsiones de expansión urbana de los próximos doce años.

De hecho, en opinión de , concejal y portavoz del Grupo Municipal de Ganemos-IU en el Ayuntamiento de Alborea, las previsiones de expansión urbana para los próximos doce años que contempla el POM “no se sostienen por ningún criterio técnico, social o económico” que fija la necesidad de construir entorno a 500 nuevas viviendas en un municipio que en 2016 contaba con 710 habitantes y que en los últimos doce años ha perdido el 14,5% de su población.

Para Ganemos-IU las previsiones que establece el POM para justificar la construcción de más de quinientas viviendas, basadas en el crecimiento turístico e industrial de la localidad son “erróneas” y “no tienen fundamento”.

Según la previsión realizada sobre el sector turístico, al que sitúa como motor de crecimiento en los próximos doce años, la demanda de segunda residencia podría equivaler a unas 294 personas en la localidad de Alborea, y unas 173 viviendas. Consideramos que se trata de una cifra totalmente injustificable y sin ningún soporte en la realidad de la población, el territorio, el sector turístico y su evolución.

La previsión realizada en referencia al sector industrial está totalmente alejada de la “realidad económica actual”, ya que contempla 135.000 metros cuadrados industriales que darían trabajo a “1.260 nuevos trabajadores, de los que un 20% vendrán a vivir a Alborea, por lo que se estima que unos 252 trabajadores necesitaran al menos 148 nuevas viviendas”.

Asegurar que la población de Alborea va a aumentar en 286 habitantes cuando en los últimos cinco años ha descendido en 131 habitantes, es un dato que no se ajusta a la realidad y no se sostiene bajo ningún concepto. Por tanto tampoco es aceptable concluir que serán necesarias otras 168 viviendas para una evolución de la población que no existe, ni es previsible que exista.

Para resulta “paradójico” que en el año 2017 se exponga al público un documento totalmente fuera de lugar, que supuestamente está elaborado en el año 2004 y que hace referencia unas dotaciones municipales (colegios, centros de salud…) derivados de un incremento de población de los que “no tenemos constancia de compromiso alguno por parte de la Junta de Comunidades en los próximos años, máxime teniendo en cuenta los ajustes que se vienen ejecutando en los últimos años”.

Alcaraz ha explicado que Ganemos-IU no está en desacuerdo con el desarrollo urbanístico del pueblo “siempre que sea por una necesidad real” y en estos momentos “hay más de un centenar de viviendas a la venta en la localidad”. Además, ha añadido que si el proyecto sale adelante los vecinos tienen que saber que se producirá “una subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) considerable”.

Por todo lo anterior, y dado que la previsión de expansión urbana no se ajusta a la realidad y es de imposible desarrollo Ganemos-IU Alborea ha pedido en sus alegaciones que el POM se corrija y se adecue a la previsión de expansión urbana para los próximos doce años a la realidad económica y social que vive el municipio y su entorno, a la evolución real de la población así como a las necesidades reales del municipio.