El Grupo Provincial Ganemos-IU en la Diputación de Albacete se felicita de que la Comisión de Personal, , Economía, Hacienda y Patrimonio, celebrada esta mañana haya aceptado que el reglamento de la Mesa de Desarrollo Rural haya incluido a los grupos políticos con representación en la corporación provincial en su composición.

En la misma Comisión se han revisado varios convenios, entre ellos el que afecta a la , por un valor de 20.000 euros. Ganemos-IU ha expresado las “dudas” que le genera un convenio que afecta a una institución que está intervenida.

Durante la reunión Ganemos-IU ha explicado que este Grupo no tiene constancia de la organización y desarrollo de las “actividades” que se contemplan en el mencionado convenio, y ha preguntado cuántos “talleres de orientación, programas de formación, mentoring y acciones de seguimiento” ha llevado a cabo la Cámara de Comercio de Albacete en el presente año.

En la Comisión de Acción Ciudadana, Ganemos-IU también ha solicitado, en forma de ruego, que la ayuda del Fondo Social Europeo de Garantía Juvenil concedida a la Diputación de Albacete, por importe de 1,26 millones de euros, sea gestionada de forma directa a través de los , coordinados por la Mesa de Acción Rural.

Esta ayuda servirá para poner en marcha itinerarios de auxiliares de agricultura, fruticultura, ayuda ecológica, apicultura, operaciones básicas de cocina, guías de itinerarios por baja y media montaña, catering, socorrismo, dinamización de actividades de tiempo libre o cursos preparatorios para la obtención del título de ESO.

Cabe recordar que que Ganemos-IU presentó, el pasado abril, una moción al pleno provincial en la que solicitaba la aplicación de la Ley de 45/2007 sobre desarrollo sostenible del medio rural, que no se ha desarrollado hasta ahora.

La propuesta de Ganemos-IU incidía en la importancia de apostar por el desarrollo del medio rural, que supone el 84% del territorio y casi 8.000 municipios, de los cuales 3,000 están declarados en emergencia.

En Albacete, 43 de los 87 municipios de la provincia tiene menos de 1.000 habitantes y más de 60 localidades han perdido habitantes en los últimos 10 años debido al envejecimiento de la población, la falta de relevo generacional y la escasa natalidad y oportunidades de trabajo, lo que obliga a los jóvenes a emigrar a las ciudades.

En la propuesta se recordaba que entre las competencias de Diputación está la cooperación en el desarrollo económico y social del territorio provincial y que es el apoyo a los pequeños municipios donde las diputaciones provinciales justifican su existencia.