Así se ha pronunciado el grupo Ganemos-IU en la Diputación de Albacete tras la decisión tomada por Mollá de delegar sus funciones como alcalde durante un periodo de seis meses, aunque continuaría como concejal, con el fin de que Ciudadanos retire su apoyo a la moción de censura presentada, que se debatirá el próximo martes, 27 de junio, según ha informado la formación en una nota de prensa.

“El alcalde de Caudete no debe sentarse en el pleno provincial. Le pedimos que dimita de todos sus cargos y que el PP, en vez de intentar argucias legales para saltarse la moción de censura, le cese como diputado provincial”, ha reclamado diputada provincial de Ganemos-IU, en una rueda de prensa, acompañada del coordinador provincial de IU Albacete, , quien ha apuntado que la resolución de alcaldía por la que Mollá nombra a una “alcaldesa en funciones” es “nula de pleno derecho” y que Ganemos Caudete está preparando un contencioso-administrativo para anularla.

En este sentido, Delicado ha señalado que confían en que la moción de censura sirva para “desalojar a Mollá y al PP de la Alcaldía de Caudete”, un cargo que, previsiblemente, ocupará la hasta ahora segunda teniente de alcalde, Mar Requena.

“Caudete necesita un nuevo gobierno y el PP debe mostrar que rompe con las tramas de corrupción y no buscar argucias legales para intentar salvar la moción de cesura”, ha señalado la diputada provincial, quien ha criticado que Mollá “ignora las leyes, decide al margen de las normas y se jacta de cometer delitos”.

CONTRATO SUMINISTRO ELÉCTRICO

Ibáñez, por su parte ha comentado que Mollá es “una nueva rana en el estanque del PP”. Un partido que parece formar a sus cargos “en saltarse las leyes”.

“Mollá concedió a dedo un contrato de suministro eléctrico de 450.000 euros por el que está imputado y ahora, con el amparo del presidente del PP de Albacete, , se inventa una figura para dejar la alcaldía durante seis meses. Una figura, el cese temporal, que no existe y de la que no hay antecedentes jurídicos”, ha dicho Ibáñez.

“Sabíamos que podía nombrar fiscales, pero no que también marcaba el tiempo de la actividad jurídica”, en referencia a los seis meses que Mollá ha dicho que va a dejar “temporalmente” la Alcaldía y que considera tiempo suficiente para que se resuelva el proceso judicial en el que está involucrado.