y , diputados de Ganemos-Izquierda Unida han presentado esta mañana, en rueda de prensa, las dos mociones que el Grupo Provincial tiene previsto llevar al próximo pleno de la Diputación para su aprobación. Díaz ha presentado una iniciativa para que la institución provincial “refuerce y amplíe” el servicio de contratación para la atención a los ayuntamientos de la provincia, con especial atención a aquellos municipios de menos de 5.000 habitantes, que son los que más dificultades están teniendo para adaptarse a la nueva Ley de Contratos del Sector Público.

Como ha explicado el diputado de Ganemos-Izquierda Unida, los cambios “han afectado” a la labor que presta el servicio provincial. Los ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes tiene la “necesidad” de contar con el apoyo especializado del servicio de contratación de la Diputación en “formación y asesoramiento” y este a su vez “necesita ser reforzado para atender las necesidades de los municipios y las propias de la institución” por lo que Ganemos-Izquierda Unida propondrá al pleno provincial que apruebe “reforzar y ampliar” la plantilla de personal del , , además de impulsar medidas para atender las necesidades de los municipios, con una partida en los presupuestos provinciales del próximo año.

Delicado, por su parte, ha presentado la moción de condena al auge del neofascismo y por la ilegalización de la Fundación . La propuesta se hace “eco” de la resolución aprobada, recientemente, por , que documenta, con datos, el incremento que han registrado los ataques violentos cuya seña de identidad es “el odio” inicitado por grupos y partidos neofascistas abiertamente racistas y xenófobos contra movimientos y grupos minoritarios de la sociedad, una situación que “también se da en España”. Con esta moción, ha añadido la diputada de Ganemos-Izquierda Unida, queremos recordar que el neofascismo “es contrario al estado social y de derecho” en el que vivimos.

La iniciativa también plantea la ilegalización de la , entre cuyos objetivos figura “la proyección del ideario del dictador sobre el futuro de la vida española” y el “enaltecimiento de la figura de Franco”. Unos fines que atentan “contra la dignidad de las víctimas” y “promueven el odio.

Ganemos-Izquierda Unida propondrá al pleno de la Diputación declarar que los grupos “neofascistas y neonazis” no caben en nuestro democracia, igual que ninguna fundación o asociación que exalte el fascismo”; condenar todas las formas de negación del Holocausto y la violencia contra minorías (negros europeos y personas de ascendencia africana, judíos, musulmanes, población romaní, nacionales de terceros países, personas en situación de pobreza y sin hogar, personas LGTBQI y discapacidatos) y contra representantes políticos y colectivos feministas.

La moción también contempla reclamar al Gobierno central acciones para ilegalizar la Fundación Francisco Franco por “vulnerar los derechos” de quienes fueron represaliados y reiterar el compromiso de la Diputación con la memoria democrática.