y , diputados provinciales de Ganemos-Izquierda Unida han hecho, esta mañana, balance de la actividad del Grupo Provincial en la Diputación de Albacete durante la presente etapa de gobierno 2015-2019.

Cuatro años en los que, ha dicho Delicado, la presencia de Ganemos-Izquierda Unida ha sido “decisiva” para dar un “impulso progresista” a las políticas de la corporación provincial durante los últimos cuatro años, apostando por “políticas sociales, transparencia, equidad y que los fondos de la institución se destinen a los municipios, en particular a los más pequeños, que tienen más dificultlades para garantizar servicios a sus vecinos y vecinas”.

“Estamos satisfechos del trabajo realizado, hemos tenido espíritu de diálogo sin dejar de ser críticos, y hemos sacado adelante acuerdos, aunque si pudiéramos repetir apostaría por entrar en el gobierno de la Diputación”, ha dicho Delicado, antes de explicar que la razón de esta afirmación es su convencimiento de que “el trabajo hubiera sido más eficaz de haber tenido algunas áreas de gobierno”.

Cuantitativamente, Ganemos-IU ha presentado 74 mociones, nueve de ellas conjuntas y el resto por iniciativa propia, y rechazado cuatro. Además, se han llevado a cabo 56 visitas de trabajo a las localidades donde en 2015 se obtuvo representación, y se han organizado ocho reuniones con concejales, concejalas y alcaldes de la provincia agrupados en torno a Ganemos-Izquierda Unida.

Por áreas las políticas de Ganemos-IU, ha detallado Delicado, se han centrado en el empleo y las políticas sociales, dando prioridad a las iniciativas de economía social y turismo sostenible. La Diputación ha dedicado en los últimos cuatro años 15 millones a planes de empleo, que han contribuido a la contratación de cerca de 6.000 personas.

El presupuesto de la Diputación ha pasado de estar cuestionado (por reparos de Intervención y los informes del Tribunal de cuentas) y lastrado por el Plan de Ajuste como consecuencia de la compra del chalet Fontecha (3,5 millones de euros) y por los recortes (en ITAP y Consumo, por ejemplo), a contar con un Plan de Obras y Servicios (POS) para realizar inversiones en todos los municipios (2017-2019).

Se ha priorizado la atención a la población más vulnerable, creando una partida destinada a ayudas de emergencia social (con un presupuesto inicial de 600.000€), gestionada a través de la Mesa Social.

Gracias al empeño de Ganemos-Izquierda Unida se ha constituido la Mesa de Desarrollo Rural y se ha creado un área ampliando el objeto del servicio de al “Desarrollo rural y lucha contra la despoblación”.

Conseguir una Diputación más transparente ha sido otro de los objetivos, con el impulso de una ordenanza de transparencia. Se han aprobado ayudas para mejorar la accesibilidad en los edificios, y se ha conseguido que se destinen recursos para reformar los parques de bomberos y que haya una discriminación positiva en las convocatorias a favor de los municipios de menos de 2000 habitantes.

En infraestructuras los “lastres” del plan de ajuste y la política de personal han impedido que las obras e inversiones contaran con la dotación suficiente para llegar a todos los municipios “como nos hubiera gustado”, ha dicho Díaz

Aunque Ganemos-IU hubiera deseado un Plan de Obras y Servicios (POS) y un Plan de carreteras más potente, reconocemos que se ha hecho un esfuerzo en la mejora de infraestructuras en este mandato. A raíz de nuestra propuesta, se han adquirido Desfibriladores para 45 municipios que ya han recibido la formación precisa y se deben distribuir de manera inmediata. En igualdad, Ganemos-Izquierda Unida ha apoyado la puesta en marcha del II Plan de Igualdad en la institución con el objetivo de acabar con las diferencias salariales y promover la conciliación.

José Ignacio Díaz ha recordado que la transformación de la políticas de la Diputación gracias a Ganemos-IU se puede ver en asuntos como la constitución de la Mesa de Desarrollo Rural, y la creación de un área ampliando el objeto del servicio de Medio Ambiente al “desarrollo rural y lucha contra la despoblación” o la redacción de una Ordenanza de Transparencia.

En cultura Ganemos-IU ha conseguido poner en marcha iniciativas como Inversiones en el Teatro de la Paz, ayudas para la investigación del patrimonio arqueológico de la provincia, descuentos en espectáculos de Cultural Albacete para la juventud, más fondos para bibliotecas, una ruta provincial de Brigadas Internacionales y ayudas para avanzar en la memoria democrática en nuestros pueblos. Y ha exigido una gestión más transparente y participada del Consorcio Cultural Albacete, encargado de acercar la cultura a la provincia.

Díaz también ha recordado la preocupación de Ganemos-IU por mejorar las comunicaciones en la provincia, con peticiones como que la Diputación asuma la carretera de Benízar, la modernización de la línea Chinchilla-Cartagena o la mejora de las vías de servicio paralelas a la A-31 entre Chinchilla y La Roda.