La concejala de Ganemos, Maria José Simón, ha recordado que el pasado 2 de enero entró en vigor el Real Decreto que permite la jubilación anticipada en la Policía Local, y en consecuencia, de los 23 agentes que en Albacete pueden acogerse a ese derecho ya lo ha han notificado 19. No descarta que haya más, ya que el plazo aún no ha terminado.

“Esta situación era previsible y no nos pilla de sorpresa ya que ese Real Decreto se viene gestando desde hace unos años, durante los cuales los sindicatos han incidido en cómo iba a afectar a las plantillas”, ha dicho la edil, según ha informado en nota de prensa Ganemos.

Aunque en el Ayuntamiento de Albacete está en marcha un proceso para cubrir 11 plazas de la Policía Local, correspondiente a la OPE de 2018, es muy probable que la mayoría de nuevos o nuevas agentes no se puedan incorporar hasta julio de 2020.

“Tienen que pasar obligatoriamente un curso de formación que dura seis meses y que se inicia en enero, con lo cual ya no vamos a llegar al de este año y habrá que esperar al del próximo año”, ha dicho.

Según la edil de Ganemos, es evidente que la merma de efectivos que se va a producir va a afectar a los cuadrantes del trabajo y también a la atención a la ciudadanía, porque aunque los agentes que se van a jubilar estaban en la segunda actividad, “obviamente habrá que reordenar los turnos para poder llegar a todas las actividades en las que se requiere la presencia de la policía”.

Tras asegurar que Albacete —con 1,3— lleva años estando por debajo de la ratio de policías locales por cada mil habitantes que la FEMP establece en 1,5 y en 1,8, Simón ha advertido de que estas limitaciones en la plantilla de la Policía Local supondrá dejar en el cajón diferentes peticiones, como por ejemplo la de las pedanías que demandan más presencia policial; o las de los barrios que echan en falta más efectivos los fines de semana y por la noche.