Así lo ha manifestado esta mañana el portavoz de Ganemos Albacete, Álvaro Peñarrubia, quien ha indicado que la transición a un nuevo modelo energético es uno de los grandes retos que tenemos la obligación de afrontar como sociedad, y Ganemos Albacete pretende con esta propuesta que el Ayuntamiento de Albacete se convierta en un actor determinante para avanzar en esa dirección.

Este modelo energético se basa principalmente en la producción basada en energías renovables, la eficiencia y el ahorro energético; la creación de empleo local y la democratización de la energía. En este sentido Peñarrubia ha añadido que “las administraciones locales, aun siendo aquellas con menos competencias y recursos, por el hecho de estar más pegadas al terreno y ser las más cercanas a la ciudadanía, a menudo se erigen como motores de cambios sociales y económicos”.

El portavoz de Ganemos ha señalado que para alcanzar este modelo numerosos movimientos sociales, empresas privadas y personas particulares llevan años trabajando, y si bien es cierto que también las administraciones han participado del proceso, lo han hecho de manera desigual dependiendo de la administración concreta, del periodo, y en cualquier caso, nunca alcanzando unas metas suficientes.

Pese a reconocer las dificultades que entraña la propuesta, Álvaro Peñarrubia ha dejado claro que en los últimos años han prosperado muchas experiencias de pequeñas empresas y cooperativas eléctricas ciudadanas que han demostrado que plantarle cara al oligopolio energético es posible, y que además resulta rentable y sostenible social y ambientalmente.

Por tanto, la moción plantea como principal acuerdo la creación de una empresa pública comercializadora de energía eléctrica con energía certificada 100% renovable, que además tendría entre otras funciones la de promover proyectos públicos de generación eléctrica con energías renovables. Esta empresa dará servicio inicialmente a las dependencias municipales y el alumbrado público, para posteriormente abrir sus servicios a consumidores particulares.

En el caso de Albacete se podría hacer a través de una nueva empresa municipal; ampliando el objeto social de una empresa municipal ya existente; o incluso, extendiendo el ámbito territorial mediante una empresa comarcal, provincial o regional. “Pero en cualquier caso -ha puntualizado Álvaro Peñarrubia- el objetivo ha de ser que el Ayuntamiento de Albacete participe en una empresa pública comercializadora de energía eléctrica renovable y que poco a poco vaya siendo capaz de aumentar su producción, con el horizonte de autoabastecer toda la demanda”.