Por su parte, el viceconsejero de Sanidad y Asuntos Sociales del , , ha subrayado que en el día de hoy permanecen abiertas en este momento 556 farmacias de un censo total de 1.274, destacando que están abiertas todas las farmacias de guardia y trabajando normalmente. De esta forma, ha aseverado que “los ciudadanos en la comunidad de Castilla-La Mancha no tienen en ningún caso desabastecimiento de medicinas por este cierre anunciado, que en ningún momento ha autorizado esta Administración”.

Según ha afirmado Galván, estos datos son “la muestra de que la mayoría de los farmacéuticos han dado prioridad a la atención a los ciudadanos y han dejado para otro escenario el hablar de los problemas económicos”. De esta forma, Jesús Galván ha recalcado que Gobierno regional no solo prioriza el servicio básico de las farmacias, sino también atiende los pagos de otros servicios que se regulan de otra manera. De ahí que, según ha indicado, los farmacéuticos “han convertido un modelo de negocio acostumbrado a no tener incertidumbre y cobrar prácticamente al contado en un gran problema, trasladando sus inseguridades a toda la sociedad, algo que no es de recibo”.

Tal y como ha precisado el viceconsejero, el hecho de cerrar unilateralmente las oficinas de farmacia, está contemplado en el reglamento como una falta grave, que acarrea una sanción que podría oscilar entre los 3.000 y los 15.000 euros. A este respecto, ha subrayado que éste es un elemento que no comprende, dado que añaden una posible sanción a una situación económica precaria, “obligándonos a levantar expedientes”, según ha concretado, “porque estamos en la obligación de aplicar la legislación”.

Asimismo, ha garantizado que este Gobierno pagará todas y cada una de las recetas expedidas por los profesionales sanitarios, “un compromiso que tenemos con los ciudadanos, y el que mantienen los farmacéuticos con los ciudadanos”.

Arcas vacías y otras prioridades

De esta manera, Galván ha concretado que el resto de empresas, ante una crisis de liquidez, no están actuando de esta manera. Por ello, ha hecho hincapié en que “al encontrarnos con las arcas vacías, hemos tenido que abordar este problema, pero hay otras prioridades que son igual de prioritarias, como puede ser limpiar los quirófanos de los hospitales o transportar de manera urgente a una persona y nada de eso se ha interrumpido, con otro conjunto de empresarios que ha demostrado, en este caso sí he de decirlo, un nivel de oficio superior y un grado de compromiso con la Administración también al que algunos farmacéuticos han entendido”.

Por otra parte, ha resaltado que “el circuito prescribir-dispensar-recibir es ultraseguro. Cada receta es un proceso perfectamente registrado y regulado. Cuando se cumplen todas las condiciones, se hace. Normalmente, entre la dispensación de la receta y el pago pasa un mes, porque tiene que haber un período de comprobación”, ha detallado.

Jesús Galván no ha olvidado otros aspectos de este servicio, como el que representan los laboratorios y toda la cadena de comercialización: “Los proveedores de los farmacéuticos también tienen maneras de ayudar a sus clientes, que son los farmacéuticos, a soportar pequeñas dificultades económicas. El sector está mucho más ordenado de lo que se ha transmitido, es un sector muy seguro para el ciudadano y solvente”.

Una de las muchas soluciones planteadas es un calendario de pagos; sin embargo, más de de doscientos farmacéuticos han encontrado otra, a un interés muy favorable, gracias a entidades financieras que operan en Castilla-La Mancha, ya que “el sector es sólido, el cliente es un buen pagador y, una crisis se pasa”. Galván no ha querido entrar en “guerras de cifras” sobre las posibles cantidades adeudadas, ya que “la voluntad del Gobierno es ir adelantando pagos lo más rápido posible, para ir resolviendo el problema según se obtiene globalmente la liquidez”.

Asimismo, ha indicado que se va a cumplir con todos los compromisos de pago, por lo que, a este respecto, el viceconsejero ha confirmado que “hay soluciones sobre la mesa, hay más de 200 oficinas de farmacia que ya han adoptado la solución que entidades financieras les han puesto sobre la mesa para resolver la situación, que es puramente de liquidez económica y no de otro tipo. No hay insolvencia sino una dilación en el pago y hay soluciones para ello, que ya han adoptado más de 200 y creo que los demás se sumarán a esas soluciones”. En su análisis, para concluir, ha valorado que “esto será una tormenta de verano que no creo que dure mucho más”.