A preguntas de los periodistas en un desayuno informativo en Albacete sobre este asunto, sólo ha manifestado que, más allá de “los fuegos de artificio” en los que Vox es “experto”, “tan inconstitucional” es pedir “una cosa” como la que piden “muchos independentistas”, como lo que pide Vox de “supresión de las autonomías”. Al final, ha opinado, todo lo que sean votos a Vox “acabarán” en el “saco” Pedro Sánchez.

En el acto, que ha comenzado con algo de retraso por “unas cuestiones de tráfico”, ha destacado que “va a ganar las elecciones”, no como opinión suya, “sino por una encuesta interna que publica La Razón” y que refleja “un empate con el PSOE”.

Según ha advertido el ‘número dos’ del PP, el voto a Pablo Casado vale “doble” ya que, si se vota a Ciudadanos, “no se va a conseguir echar a Pedro Sánchez”. Un Pedro Sánchez que, según ha insistido, “se esconde detrás de Vox”. “Todo lo que no sea votar al PP es votar a Sánchez y Vox es el arma secreta para desfragmentar a la derecha”, ha afirmado.

Asimismo, ha defendido que Casado es el único que “puede aglutinar” a la economía española y si saca un escaño más que Pedro Sánchez, “España se va a desbloquear”. Lo va a hacer con acuerdos, ha dicho, porque el PP ha “hablado con hasta 50 partidos a nivel local a lo largo y ancho” del país y, para eso, el PP “necesita” ganar las próximas elecciones.

También se ha referido a la relación del PSOE y Cs en la región. “Lo que ha hecho Ciudadanos en Castilla-La Mancha se va a estudiar en el futuro hasta en los libros de texto”, ha “traicionado” a sus votantes y eso “debe pasarle factura en las próximas elecciones”, ha confiado. También se ha comprometido a que si Casado está en la Moncloa, Castilla-La Mancha y Albacete tendrán “hilo directo” con el y dejarán de ser “las grandes olvidadas”, ha asegurado.

PLAN NACIONAL DEL AGUA

Preguntado también por la postura que el PP tendrá en materia de agua si gana las elecciones, el secretario general del PP ha defendido que y , y Albacete, son “territorios hermanos” donde el agua es importante.

Por ello, ha defendido que “hay que hacer un gran pacto nacional del agua” en el que todos estén de acuerdo, “al final, lo importante es tener infraestructuras”. Por eso, ha asegurado que cuando el PP llegue al Gobierno “lo primero” que va a hacer es impulsar un Plan Nacional “para que nadie vea pasar el agua por su puerta y no pueda regar”. Es también el momento, ha añadido, de abordar el problema “de las grandes avenidas” cada vez que llueva.