Emiliano García-Page, en la intervención que ha clausurado un acto multitudinario en el que se han reconocido a 40 socios de FEDA desde 1977, ha agradecido la invitación y ha alabado la sede empresarial.

También ha recordado que, en el reciente encuentro con el en el Palacio de Fuensalida constató que la Confederación “tiene claro” que su principal capital “son sus trabajadores”.

Albacete, ha afirmado el presidente regional, es de las provincias “más pujantes, con más capacidad de superarse” y eso se ha celebrado en este acto, al igual que se ha evidenciado que FEDA es una organización que ha sido “muy importante para la región” y ha ido de la mano “con el desarrollo” de la comunidad autónoma.

Cuarenta años, ha comentado García-Page, en los que han pasado “muchas cosas” en el país, cosas “buenas y malas”, pero ha sido un tiempo en el que la clase empresarial “ha sido determinante”.

“Si tuviera que elegir un momento de la historia, incluso con la crisis, podría elegir perfectamente estos 40 años como de los mejores de este país, y, aunque ha habido momentos garrafales se puede decir que ha ido razonablemente bien y se ha hecho mucho”, ha argumentado.

En este tiempo, especialmente en los últimos años, Castilla-la mancha se ha posicionado como la comunidad “que más acuerdos ha logrado” con los agentes sociales y, además, ha subrayado que Albacete es la provincia con más colectivos empresariales pequeños, con lo que “se reparte más el éxito”.

Según ha dicho, hace cuatro décadas esta Confederación “decidió organizarse” y de ella “probablemente” se pueda establecer un “camino paralelo” al de la Junta y la comunidad autónoma. Así, ha calificado de “decisión muy inteligente” la que un grupo de empresarios albaceteños adoptaron.

El sector empresarial, el español y el castellano-manchego, es “muy competitivo”, según el presidente regional, quien ha pedido sentir “orgullo” del respeto que se tiene fuera del país a las empresas.

Por todo ello, García-Page ha pedido a los empresarios que sigan creando “empleo y riqueza” y apoyando a las instituciones “para llegar a acuerdos” por el bien de esta provincia y esta región.

Por su parte, Artemio Pérez, presidente de FEDA, ha felicitado a los reconocidos, ha alabado el trabajo del equipo de la Confederación y ha afirmado que FEDA ha sabido mantener, en estos 40 años, los mismos valores, que principalmente se definen en la “defensa del empresariado”.

La Confederación, que aglutina a 81 asociaciones y negocia 16 convenios colectivos, respaldará al tejido empresarial, ha defendido, en los retos que tiene por delante, sobre todo “la transformación digital, que está cambiando las reglas del juego”.