, secretario general del , ha visitado la Feria de Albacete para formar parte de los ‘Premios Pablo Iglesias’ que, cada Septembrina, concede la Agrupación Local del PSOE de Albacete en el stand que comparten junto a la UGT en el Recinto. García-Page no ha dejado de alabar “una Feria que en su estilo, es la mejor de España y que no tiene nada que envidiar a las del sur, sino todo lo contrario”.

El líder de los socialistas en la región ha manifestado que “esta Feria es una cita ineludible para cualquier castellano-manchego que se precie de serlo; una Feria de todos y para todo el mundo y en la que los albaceteños (y, en general, la gente de toda la provincia) se ponen especialmente contentos cada vez que alguien de fuera viene a ella”.

“Un gran consorcio de promoción turística”

Al hilo de la importancia de esta fiesta, ha incidido en que “la región tiene que convertir el Turismo en uno de sus grandes motores” algo que, hasta el momento, considera que no se está haciendo debidamente (con eventos como la propia Feria de Albacete y muchos otros de calidad que salpican el calendario castellano-manchego). García-Page ha afirmado que “lo que a nivel de promoción ha conseguido esta Feria, ha sido por sí misma y por sus gentes, no por ningún esfuerzo de parte del Gobierno regional en publicitarla; un habitante de , por ejemplo, no sabe que ahora mismo se está celebrando esta Feria (a no ser que conozca a alguien de Albacete que se lo diga)”.

Por eso, ha asegurado que una de las apuestas que su Partido hará de cara a las próximas elecciones pasará por la creación de “un gran consorcio de promoción turística que haga que citas como la Semana Santa de Cuenca, el de o esta Feria de Albacete sean grandes acontecimientos de promoción turística y, por tanto, elementos de propulsión económica”. Y es que, según ha advertido el líder de los socialistas castellano-manchegos, “los datos regionales a nivel turístico son mediocres, y mantenidos por cosas como El Greco de Toledo” .

Una Feria enmarcada en “momentos difíciles”

García-Page ha coincidido en explicar que la Feria se vive por sus gentes como una especie de paréntesis en los que la alegría inunda todo pero, al margen de ese paréntesis, ha hablado de unos momentos que “no nos engañemos, son difíciles para España y especialmente para Castilla-la Mancha”, y de los que ha puesto varios ejemplos.

Es el caso de “la disminución del 11% en el crecimiento de empresas que se ha producido en la región” o de “los 120.000-130.000 paisanos (fundamentalmente jóvenes) que se tienen que ir fuera en busca de oportunidades en lo que es una auténtica exportación de inteligencia”, ha afirmado.

Además, ha criticado los efectos que tendrá el hecho de que “ ha suspendido la posibilidad de compensación económica para los productores afectados por el veto a nuestros productos en Rusia”, ya que ha asegurado que “muchas empresas agroalimentarias van a perder dinero y van a tener que despedir trabajadores”, algo de lo que García-Page ha considerado que “el ni el de Castilla-la Mancha se pueden desentender”, y por lo que les ha exigido medidas.

Finalmente, ha puesto el ejemplo de la Sanidad para referirse a lo que ha denominado “desmantelamiento de las infraestructuras públicas” que, ha asegurado, estamos padeciendo. El secretario general del PSOE de C-LM ha criticado, por ejemplo, que “la política que se sigue en este sentido por nuestros mandatarios sea la de que, para arreglar el problema de la acumulación de enfermos de los pasillos del hospital de Toledo, vayan a suprimir los pasillos, que es lo que van a hacer en unas obras de emergencia en las urgencias de ese hospital”, en la ciudad de la que es alcalde.

“60.000 nuevos empleos el próximo agosto, si hay cambio”

Por último, se ha reafirmado en su reciente anuncio de que “si hay cambio político en la región el año que viene, pondremos sobre la mesa para agosto un plan que contratará a 60.000 personas; y, si no se cumple, pondré la responsabilidad que tenga entonces a disposición de los ciudadanos”.